West Caribbean bajo investigación

Bogotá. Las autoridades colombianas investigan «con lupa» a West Caribbean, que en tan sólo 17 meses redujo su flota de 13 aviones a uno _el accidentado el martes pasado en Venezuela, con 160 muertos_ y hallaron desfases contables y deudas tributarias, lo que ahonda la incertidumbre sobre su futuro.
Según investigaciones de la Aeronáutica Civil y de la Superintendencia de Puertos, divulgadas este domingo por medios colombianos, una reciente revisión contable dejó al descubierto una maniobra irregular con la que West venía «ajustando» su contabilidad para evitar su disolución y liquidación, informó AFP.
En el análisis, la compañía alteró documentos con el propósito de que le fuera entregado un crédito mercantil. «Así, de un momento a otro el patrimonio inicial de 3.000 millones de pesos (900.000 dólares) ascendió en libros contables a más de 21.000 millones (USD 9 millones)», según el diario El Tiempo.
En marzo de 2004, West Caribbean gozaba de gran salud empresarial: con 11 aviones, y una creciente demanda de pasajeros a destinos como San Andrés, Cali, Medellín, Cartagena y Panamá, la aerolínea solicitó a la Aeronáutica Civil que le habilitara 15 rutas con 147 frecuencias mensuales.
Era tal la proyección de la compañía que entre los planes de sus directivos estaba la adquisición de un lujoso hotel de 144 habitaciones en San Andrés, para ofrecer programas especiales con beneficios a sus pasajeros, y la apertura de filiales en Aruba, Costa Rica y Venezuela, agregó AFP.
A mediados de 2004, West Caribbean se topó con una «nube negra» económica de la cual no ha logrado salir: un primer accidente de una aeronave, multas y cuestionados manejos contables hicieron que en los últimos 18 meses, West haya perdido cerca de 10 millones de dólares, según los cálculos publicados.
«En 2004 West reportó pérdidas por 17.000 millones de pesos (7,2 millones de dólares), lo que redujo su patrimonio en 50%, siendo una situación de riesgo frente a acreedores, trabajadores y usuarios», refleja el estudio de la Superintendencia de Puertos, divulgado por el diario El Tiempo.
Por esta situación, la Superintendencia de Puertos la sometió a vigilancia especial, y su flotilla _para ese entonces de cinco aviones_ sufrió varias fallas, lo que la llevó, el 30 de junio pasado, a suspender sus operaciones. Además, West fue multada en varias oportunidades.
En enero de 2005, West Caribbean recibió una sanción de 40.000 dólares por infringir normas del Reglamento Aeronáutico Colombiano, entre ellas, falta de horas de entrenamiento de la tripulación y la violación a los límites de sobrepeso.
«En concreto, West Caribbean Airways infringió 14 normas del Reglamento Aeronáutico Colombiano. Según una resolución, la compañía incurrió en «una grave violación de la seguridad aérea», reportó un informe del semanario El Espectador.
En la actualidad, la situación económica de la compañía es tan grave que de cada dólar que posee en activos, 94 centavos pertenecen a los acreedores. A eso se suma la mora en el pago de sueldos y denuncias sobre exigencias de sometimiento de exhaustivas jornadas a las tripulaciones. Un plan de reestructuración que la aerolínea presentó hace un mes fue rechazado por no cumplir los parámetros de ley y porque, según la Aeronáutica, proyectó su recuperación al año 2012, cuando se le exigía que fuera al 2009.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.