Jefe de ejército uruguayo informó sobre posible ubicación de restos de opositores

RAUL O. GARCES
Associated Press
MONTEVIDEO – El jefe del ejército, general Angel Bertolotti, admitió que los militares fueron testigos de «acciones heroicas» pero también participaron en «desviaciones y hechos que nunca debieron haber ocurrido», en su lucha contra la subversión y luego durante la dictadura militar.
Las definiciones, lo más cercano a admitir las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar entre 1973 y 1985, se produjeron en el Día del Retirado Militar el lunes.
Bertolotti, como jefe del ejército, debió tomar decisiones que se vinculan al pasado de confrontaciones que se arrastran desde los años sesenta en el combate contra el terrorismo, y luego durante la dictadura militar en los setenta.
Según los informes oficiales, 26 detenidos políticos figuran como desaparecidos durante la dictadura en Uruguay.
Bertolotti entregó al presidente Tabaré Vázquez un informe reunido entre las fuerzas armadas con datos donde podrían encontrarse restos de desaparecidos en dos cuarteles militares y una granja de la institución.
Equipos de antropólogos de Uruguay y Argentina dirigen excavaciones en los lugares indicados por el informe castrense en busca de restos óseos, que hasta el momento han sido infructuosos.
«Recorrimos junto con el país años que no desearíamos que se repitan. Pagamos durante años culpas nuestras y culpas ajenas manteniendo el silencio al que nuestra condición de militares nos obliga aún sabiendo muchas veces lo que se estaba diciendo no era cierto. Hoy yo debo, en nombre de la institución, asumir decisiones que a veces no son comprendidas y otras que no son compartidas», dijo Bertolotti.
Agregó que «pertenecemos a generaciones a las que le tocó vivir los años más duros en muchas décadas».
El jefe del ejército agregó que «sufrimos lo que otros no sufrieron, cuando éramos jóvenes oficiales nos vimos inmersos en una guerra que no buscamos ni deseamos, con toda la violencia que ella implica, en ella vimos morir injustamente a algunos compañeros, otros tuvieron que matar en enfrentamientos, fuimos testigos de acciones heroicas y supimos de desviaciones y hechos que nunca debieron haber ocurrido».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.