Asciende a 900 número de extranjeros desaparecidos por huracán en EE.UU.

900 extranjeros siguen desaparecidos, la mayoría mexicanos indocumentados, después del huracán
El hallazgo de 30 cadáveres en un ancianato es un presagio de lo que está por venir en costo humano de la tragedia. Balance en cifras de ‘Katrina’.
Las autoridades estadounidenses todavía no se atreven a concretar el número definitivo de víctimas, pero reconocen que el huracán ‘Katrina’ es la mayor catástrofe natural en la historia del país. A continuación, las cifras parciales del impacto del huracán:
Balance humano
Hasta el momento, las autoridades han confirmado 152 muertos en Mississippi, 83 en Nueva Orleáns, siete en Florida y 113 en Luisiana.
Se calcula que las muertes por la tragedia pueden superar las 10 mil. El hallazgo más reciente de 30 cadáveres en un asilo de ancianos, en Nueva Orleáns, es un presagio de lo que está por venir, a medida que sigue la evacuación y baja el nivel de las aguas.
Hay unas 235 mil personas en los centros de acogida instalados en 18 estados y en Washington. El mayor número fue llevado a Texas, donde se han reportado 124.498 personas alojadas en hoteles y otros sitios.
Se calcula que un millón de habitantes de Luisiana se desplazó por la catástrofe.
Extranjeros
883 extranjeros, entre ellos mexicanos ilegales, permanecen desaparecidos en la zona devastada, según informe del diario The Washington Times.
Citando cifras de las embajadas, el diario cita 160 franceses, 96 británicos, cinco suecos y un grupo de alemanes, entre personas de otras nacionalidades. En cuanto a los mexicanos, los funcionarios aseguraron que las cifras no son fáciles de establecer porque muchos eran indocumentados.
Un portavoz de la embajada británica dijo que 50 de sus ciudadanos estaban en el ‘Superdome’ de Nueva Orleáns, pero se desconocía el paradero de 96.
De los franceses se sabe que fueron localizados 50, pero 160 seguían desaparecidos.
Balance económico
‘Katrina’ asoló una zona de 235 mil kilómetros cuadrados de superficie, el equivalente al territorio de Gran Bretaña.
En Mississippi, entre 40 y 50 kilómetros de costa fueron devastados. Nueva Orleáns continúa inundada en un 60 por ciento.
Según el Congreso estadounidense, el huracán podría afectar el crecimiento del Producto Bruto Interno (PIB) de Estados Unidos entre 0,5 y 1 punto en el segundo semestre del 2005. Además podría implicar la pérdida de 400 mil empleos.
El costo de los daños podría superar los 100 mil millones de dólares, y para las aseguradoras unos 35 mil millones, según la empresa especializada Risk Management Solutions.
Los tres estados tocados por el huracán –Luisiana, Mississippi y Alabama– representan el 3 por ciento del PIB de Estados Unidos, según el economista Ethan Harris de Lehman Brothers.
En Mississippi, la destrucción de casinos representa pérdida de ganancias. Solo en la ciudad de Biloxi, el sector empleaba 13 mil personas.
La industria turística de Luisiana también se afectó: recibía 10 millones de visitantes por año.
Los seguros y la reconstrucción
El Congreso estadounidense aprobó una partida de 10.500 millones de dólares y debe estudiar una partida adicional de 51.800 millones solicitada esta semana por el presidente George W. Bush.
La Casa Blanca prevé un déficit de 333 mil millones de dólares (2,7 por ciento del PIB) para el año fiscal en curso.
Estados Unidos aceptó mil millones de dólares de ayuda material y financiera de 45 países, según las cifras entregadas por el Departamento de Estado.
Más de 400 millones de dólares han sido comprometidos por particulares para las víctimas, por medio de la Cruz Roja.
Cerca de 63 mil militares fueron desplegados en las zonas afectadas: 45 mil de Guardias Nacionales y 18 mil de militares activos.
Diez días después del huracán, el miércoles el 57,37 por ciento de la producción normal de petróleo en el Golfo de México seguía suspendida, aunque en proceso de mejoría.
Alrededor de 825.900 personas continuaban sin electricidad, luego del huracán.
Los trabajos para el drenaje de aguas en Nueva Orleáns podrían demandar entre 36 y 80 días, según el Ejército.
Con información de AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.