En libertad ex espía cubana

LUISA YANEZ
The Miami Herald
Las autoridades de inmigración dejaron repentinamente en libertad a una residente de Orlando, convicta de haber espiado para el gobierno cubano, que estaba detenida para su posible deportación a Cuba, según reveló su abogado en Miami.
Marisol Gari estaba vinculada a la notoria red de espionaje llamada »Red Avispa», descubierta en Miami-Dade por el FBI en 1998. Poco después de su arresto en el 2001, accedió a declararse culpable de un cargo relacionado con espionaje.
Ayer el Herald publicó un artículo sobre la detención de Gari hará unas dos semanas. »Creo que fue por eso que la soltaron. No se me ocurre otra cosa», dijo el abogado Luis Casuso, que añadió que alguien llevó a su cliente hasta su casa de Orlando .
»Su status ahora es deportable, pero está en su casa», dijo Casuso.
Una portavoz de Inmigración y Aduanas (ICE) no quiso hacer comentarios sobre el caso ayer.
Casuso dice que Gari sufriría torturas si se le obligara a regresar.
Normalmente, las autoridades de inmigración de Estados Unidos no devuelven cubanos a Cuba, o si lo tratan de hacer, el gobierno de Cuba se niega a aceptarlos.
Los problemas recientes de inmigración de Gari empezaron hace dos semanas cuando la arrestaron y supuestamente comenzó a desarrollarse su proceso de deportación.
Gari había cumplido su sentencia de cárcel el año pasado, y quedó libre bajo responsabilidad propia. La posible deportación parecía severa, porque ella aparentemente había negociado sus cargos del caso ‘Avispa’ con los agentes federales.
Fuentes familiarizadas con el caso dijeron al Herald que la negociación de cargos con su declaración de culpabilidad de Gary estipulaba cooperación con los fiscales federales en una investigación activa aún.
Casuso no quiso discutir como Gari ayudó a las autoridades federales. Pero según él, debido a su cooperación, probablemente confrontaría retribución en Cuba si la enviaban a la isla.
Gari y su esposo estadounidense, George, fueron arrestados en agosto del 2001, en Orlando, adonde se trasladaron de Miami, y encausados en conexión con los esfuerzos de la Red Avispa por infiltrarse en el Comando Sur de EEUU y la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), ambas con base en Miami.
George Gari también acordó declararse culpable y recibió una sentencia de siete años de cárcel.
Cuando la sentencia de Marisol se cumplió el año pasado, quedó bajo custodia del ICE y ubicada en proceso de deportación. Primero estaba detenida en Cayo Hueso, donde un juez de inmigración el 4 de octubre pasado ordenó que la deportaran a Cuba,
De allí la soltaron bajo supervisión después de más de tres meses bajo custodia de inmigración. Casuso dice que se le ordenó que obtuviera los documentos para viajar a Cuba en la sección de intereses de Cuba en Washington, pero ella se ha negado a hacerlo.
A. Chardy contribuyó al reportaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.