ONU aprueba resolución contra la incitación al terrorismo

Naciones Unidas. Unos 170 líderes mundiales abrieron una histórica cumbre de la Asamblea General de Naciones Unidas adoptando una resolución contra toda incitación a cometer actos terroristas y a favor de prevenir tales conductas, al tiempo que reafirmaron su lucha contra la pobreza y la enfermedad.
Por primera vez, los representantes de Estados Unidos, Francia, Rusia, China y Reino Unido se sentaron juntos en la mesa del Consejo de Seguridad de 15 naciones, en los cuarteles centrales de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York para aprobar, en forma unánime, esta resolución, destacó DPA.
«Tenemos una solemne obligación de detener el terrorismo en sus primeras etapas, tenemos una solemne obligación de defender a nuestros ciudadanos contra el terrorismo, atacar a terroristas y privarlos de todo resguardo», dijo el presidente estadounidense, George W. Bush, luego de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara la mencionada resolución.
La misma ordena a todas las naciones que pertenezcan a este organismo «prohibir por ley la incitación a cometer actos terroristas y a evitar tales conductas».
Llama además a los gobiernos a negar resguardo a personas «respecto a las cuales existe información creíble y relevante dando serias razones para considerar que han sido culpables de una conducta tal» (vinculada con el terrorismo).
Asimismo, insta a los países a reforzar la seguridad en la fronteras internacionales, combatir la circulación de pasaportes falsos y profundizar la investigación sobre terroristas, incluyendo los procedimientos que implican la seguridad de los pasajeros.
Los terroristas «no serán derrotados hasta que nos unamos», dijo el premier británico Tony Blair. El presidente ruso, Vladímir Putin, expresó su apoyo a la iniciativa, al igual que lo hizo su par chino, Hu Jintao, quien, sin embargo, rechazó todo tipo de «medidas coercitivas» en la lucha contra el terrorismo, remarcando la necesidad de atender los problemas en Africa.
El secretario general de la ONU, Kofi Annan, aseguró que el organismo será un frente de batalla en la lucha antiterrorista. «El terrorismo constituye un ataque contra los valores que defienden Naciones Unidas», dijo.
El mandatario estadounidense, George W. Bush, pidió aplicar una convención contra actos terroristas nucleares, de tal modo que todos aquellos «que busquen este tipo de artefactos sean perseguidos y extraditados». Además, instó a las naciones a unir esfuerzos para ayudar a que los países subdesarrollados superen sus deudas, luchen contra las enfermedades y se puedan sumar, en nivel de igualdad, a la economía mundial.
Al finalizar la 60 Asamblea General de la ONU se firmará un texto de 39 páginas en el que se establece la creación de un Consejo de Derechos Humanos que sustituya a la Comisión asentada en Ginebra.
También se crean, entre otros, un consejo para la paz y una comisión moral.
Venezuela y Cuba están entre los países que objetaron el acuerdo final, asegurando que no fueron consultados ni participaron en las negociaciones que llevaron a su redacción a puertas cerradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.