"Paras" dispuestos a acoger a célula de las FARC

Bogotá. Un grupo paramilitar colombiano anunció que está dispuesto a recibir en sus filas a 38 guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que la semana pasada pidieron acogerse a una ley que les permitiría rebajar sus condenas.
Juan García, vocero del bloque Elmer Cárdenas de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que planea dejar las armas en las próximas semanas, dijo al diario El Tiempo que su organización está dispuesta a aceptar entre sus filas a los 38 rebeldes para facilitar la reconciliación, dijo AFP.
«La reconciliación se hace con todos los colombianos», enfatizó el vocero paramilitar al explicar su disposición de acoger a quienes en el pasado fueron sus enemigos y participar de los proyectos de producción agrícola que tienen previsto llevar a cabo en la región bananera de Urabá.
El pasado 9 de septiembre, 38 guerrilleros de las FARC detenidos en una prisión del centro de Colombia, pidieron acogerse a los beneficios de la polémica Ley de Justicia y Paz, aprobada por el Congreso colombiano para beneficiar a los paramilitares que entreguen sus armas.
Según dijo en esa ocasión el alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, entre el grupo de rebeldes se encuentran cuatro jefes de alto nivel del grupo subversivo.
La Ley de Justicia y Paz, que establece penas de cinco a ocho años para los delitos de los combatientes que se desmovilicen, ha sido cuestionada por organizaciones de derechos humanos y la representación de Naciones Unidas (ONU) en Colombia, que temen deje en la impunidad miles de crímenes cometidos en las dos últimas décadas por los paramilitares.
Esta ley fue aprobada en julio pasado en cumplimiento de compromisos derivados de las negociaciones con las AUC.
Desde 2003, el presidente Alvaro Uribe adelanta un proceso de negociación con grupos de derecha, el cual debe culminar en diciembre próximo.
Se prevé que al menos 10.000 paramilitares entreguen sus armas en estos meses.
Las FARC, la principal guerrilla que opera en Colombia, conformadas por al menos 17.000 integrantes, ha rechazado hasta ahora las ofertas de diálogo formuladas por Uribe por considerarlas insuficientes, y ha cuestionado su negociación de paz con los paramilitares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.