Birmania y Venezuela fueron descertificados por no cooperar en lucha antidrogas

GRECIA ALTUVE PERNIA
EL UNIVERSAL
La primera potencia mundial _Estados Unidos_ año tras año, desde la década de los 80, emite un informe de certificación o descertificación de narcóticos con la finalidad de combatir la producción y tráfico de droga a nivel mundial.
En dicho expediente se emite una lista de las naciones que son consideradas, por distintos factores, «países principales» en cuanto a la producción y tránsito de drogas ilícitas.
El pasado 15 de septiembre el informe dado a conocer por el presidente de EEUU George W. Bush _correspondiente al año fiscal 2005_ Afganistán, Bolivia, Brasil, Bahamas, Birmania, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Haití, India, Jamaica, Laos, México, Nigeria, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela fueron catalogados naciones de tránsito o productoras de narcóticos.
De los 20 países, el mandatario estadounidense descertificó (desaprobó) a Birmania y Venezuela por considerar que en los últimos 12 meses han dejado «de modo demostrable» de esforzarse por cumplir las obligaciones de los acuerdos antinarcóticos internacionales y las medidas que prevén las leyes estadounidenses.
Factores y consideraciones
La descertificación implica el corte de ayuda económica de Estados Unidos, «a menos que se determine que la provisión de dicha ayuda es vital para los intereses nacionales de Estados Unidos», según el informe. Las sanciones no afectan la ayuda humanitaria de Estados Unidos, su colaboración en la lucha contra narcóticos o apoyo de otro tipo.
Para que un país sea incluido dentro de la «lista de los principales», el gobierno estadounidense considera una combinación de factores geográficos, comerciales y económicos.
El presidente norteamericano, además, estudia el desempeño de cada país en áreas como: la reducción del cultivo de drogas ilícitas, la prohibición de estos cultivos, la cooperación con las agencias de control y seguridad norteamericana, la extradición de traficantes de drogas y las medidas de seguridad para prevenir y sancionar la corrupción pública que permite el tráfico de drogas o que obstruye el procesamiento de este delito.
Asimismo, toma en cuenta los esfuerzos realizados por los países para frenar la producción y exportación de drogas y para reducir la demanda interna de esas sustancias ilícitas.
Países reconocidos
Los esfuerzos de Colombia, Las Bahamas, República Dominicana y México por combatir el narcotráfico fueron elogiados este año por la primera potencia mundial, paradójicamente uno de los principales consumidores de drogas.
Aunque Colombia fue incluida dentro de la «lista de los principales» países, autoridades estadounidenses reconocieron su labor contra el cultivo y el tráfico de narcóticos.
Según el informe, el presidente colombiano Alvaro Uribe ha logrado «atacar las estructuras criminales, incluso las estructuras terroristas que han venido mercadeando drogas y viviendo de las utilidades del comercio de drogas».
Durante el gobierno de Ernesto Samper (1994-1998), Estados Unidos descertificó a Colombia. Esta medida, que buscaba castigar al mandatario colombiano, perjudicó al país entero y desde 1999 le ha costado a Washington 4 mil millones de dólares ayudar al país suramericano a recuperarse.
Las Bahamas fue reconocida por su historial en términos de desmantelamiento de organizaciones de narcotráfico.
República Dominicana también fue homenajeada por su estrecha cooperación con la Agencia Estadounidense Antinarcóticos (DEA) y por arrestar y extraditar al traficante de drogas Quirino Paulino.
México fue congratulada por desmantelar a poderosas organizaciones criminales. Sin embargo, EEUU mostró preocupación por la poca capacidad de Haití para combatir las drogas, tomando en cuenta la difícil situación política que atraviesa .
El gobierno estadounidense elimina a un país de la «lista de los principales», cuando no cuenta con las pruebas que demuestren que una nación es productora o zona de tránsito de narcóticos con destino a EEUU.
Este año, Vietnam y China fueron retirados de la lista. Camboya, Uzbekistán y Tayikistán fueron eliminados de la lista en 2001, Hong Kong en 2000, Belice en 1999, Malasia en 1998, Siria y Líbano en 1997. Las naciones salientes se mantienen bajo observación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.