Cárcel para bailarina que ocultó a Abimael Guzmán

Una corte antiterrorista de Perú sentenció a 20 años de prisión a una bailarina de ballet que protegió al líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán.
Garrido Lecca escondió al líder de Sendero Luminoso hasta su apresamiento.
Maritza Garrido Lecca escondió a Guzmán en el segundo piso de la casa donde tenía su estudio de danza en tiempos en que el gobierno peruano buscaba a los dirigentes del grupo guerrillero.
Después de una larga operación de vigilancia, las fuerzas de seguridad peruanas irrumpieron en 1992 en el edificio donde fue encontrado Guzmán y casi toda la cúpula de Sendero Luminoso.
La detención fue calificado en Perú como la «captura del siglo».
Este martes, la Sala Penal Nacional Antiterrorismo también sentenció a Garrido Lecca a pagar US$18.000 de reparación civil.
Pasos de baile
La fiscalía peruana había pedido cadena perpetua para la bailarina, quien ha negado haber pertenecido a la dirigencia del grupo.
El juicio civil a Garrido Lecca se celebró después de que fue declarada inconstitucional la sentencia de cadena perpetua que le impuso un tribunal militar en 1992.
En 2003 fueron derogadas las duras leyes antiterroristas creadas durante el gobierno de Alberto Fujimori.
La historia de Garrido Lecca inspiró un libro y una película, «Pasos de Baile» (The dancer upstairs), dirigida por el estadounidense John Malkovich.
A Sendero Luminoso se le atribuye haber causado la muerte a más de 30.000 personas y más de US$25.000 millones en pérdidas materiales durante las décadas de 1980 y 1990.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.