Presidente venezolano quiere comprar reactor atómico a Argentina

Buenos Aires. Venezuela comunicó a Argentina su deseo de adquirir en este país un «reactor nuclear de capacidad media, con fines pacíficos», informó el diario Clarín, según reseñó AP.
El matutino, citando «fuentes diplomáticas y de ámbito científico tecnológico», afirmó que el ofrecimiento fue hecho por una misión de Petróleos de Venezuela, que ha firmado varios acuerdos con Argentina.
El pedido se hizo por medio de una comitiva de Pdvsa-Intevep (la filial de la petrolera venezolana de investigación y desarrollo) a la Red Tecnológica Argentina (RTA), durante una reunión que mantuvieron los pasados 29 y 30 de agosto en Buenos Aires, donde se discutieron siete proyectos de «intercambio y complementación tecnológica».
«Uno es el del reactor Carem», admitió a Clarín el ingeniero César Belinco, coordinador de la RTA, que aclaró que «el proyecto argentino es de baja potencia y no de potencia media como pide Venezuela».
Venezuela usaría el reactor, que sería casi un prototipo, ya que está en fase de desarrollo y aún no ha sido construida ni una unidad, para diluir la densa reserva petrolera de la Faja del Orinoco, precisó Reuters.
Debido al feriado dominical, no se pudo confirmar la información con fuentes oficiales argentinas o venezolanas, dijeron las agencias.
Si bien existe un interés venezolano por comprar el reactor, aún Argentina no emitió ninguna cifra de cuánto puede costar éste, que sería un «reactor nuclear-eléctrico de potencia media tipo Carem».
El presidente Néstor Kirchner ha entablado una cordial relación personal con su colega venezolano Hugo Chávez Frías, que se ha traducido en un intercambio comercial sin antecedentes entre los ambos países.
Experiencia
Argentina es el país latinoamericano con mayor desarrollo en la tecnología nuclear, desde que el difunto presidente Juan D. Perón impulsó las investigaciones sobre energía atómica en la década de los años cincuenta.
De hecho, Argentina ya vendió varios reactores nucleares al exterior, como a Australia, Perú, Argelia y Egipto, según un despacho de DPA.
Según reseñó el diario Clarín, la oferta de Venezuela fue bien recibida en algunos sectores del Gobierno y con reserva en otros, conscientes de que provocará reacciones adversas en Estados Unidos.
El diario indicó que los «sectores pro Chávez» del Gobierno serían la Presidencia de la Nación, el Ministerio de Planificación Federal y «un sector de la Cancillería».
Los ámbitos gubernamentales renuentes a venderle un reactor nuclear a Venezuela serían el Ministerio de Economía y otro «sector de la Cancillería».
Viejo interés
Clarín recordó que Chávez manifestó, en mayo pasado, la intención de Venezuela de iniciar el desarrollo de programas nucleares y que con ese fin podría pedir ayuda a la Argentina, Brasil e Irán.
Según el diario, «la simpatía personal entre Kirchner y Chávez, y el creciente intercambio comercial entre la Argentina y Venezuela, genera disgustos en Washington».
Pdvsa anunció recientemente la compra de la petrolera local Rhasa por 100 millones de dólares, acordó la construcción de tanqueros en un astillero estatal de Buenos Aires por otros 112 millones, y hasta gastó unos 650 millones de dólares más en bonos de la deuda argentina, señaló Reuters.
Para los analistas, los tentadores negocios energéticos y «los petrodólares» ofrecidos por el único país latinoamericano miembro de la OPEP, han convertido a Venezuela en un jugador de peso en la región, y le abrieron la posibilidad de enfatizar su discurso político.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.