El delito informático de moda

ROBO DE DATOS POR INTERNET
El ‘phishing’, delito informático de moda
LUIS TEJERO
VALENCIA.- El ‘phishing’, envío masivo de mensajes electrónicos que fingen ser notificaciones oficiales con el fin de obtener datos personales y bancarios de los usuarios para hacerse pasar por ellos en diversas operaciones ‘on line’, es uno de los delitos informáticos en auge en España, frente a otros métodos fraudulentos en decadencia, según ha señalado José Manuel Colodrás, responsable de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional.
Durante una conferencia organizada por la Campus Party, Colodrás ha repasado cuáles son, además del ‘phishing’, las prácticas habituales de los más de 300 detenidos por delitos tecnológicos en lo que va de 2004.
Junto a infracciones menores, como las calumnias, injurias y amenazas a través de foros, ‘e-mail’, mensajes cortos (SMS) o ‘chat’, la Policía se encarga cada mes de problemas relacionados con las tarjetas de televisión ‘pirateadas’, el ‘carding’, las subastas y ventas ficticias desde portales como eBay y Yahoo! —especialidad de algunos expertos de origen rumano— o la producción y distribución de pornografía infantil, una de las manchas negras de la Red española.
En cuanto al acceso a sistemas informáticos —’hacking’ o ‘cracking’, según el caso—, Colodrás ha asegurado que se trata de un delito siempre que haya descubrimiento de secretos o vulneración de la intimidad, aunque no se ha mostrado tan claro al referirse a las situaciones en que el ‘atacante’ sólo entra en una máquina ajena sin causar daños ni llevarse datos.
Como ejemplo, el responsable de la Brigada de Investigación Tecnológica ha recordado el caso de un joven que, tras introducirse en la red interna de una empresa, robó el código del juego ‘Dark Age of Camelot’ y fue detenido posteriormente por los daños causados al fabricante.
Por otro lado, Colodrás ha subrayado su convencimiento de que la modificación en la normativa relativa a los ‘dialers’ —máquinas de hacer dinero hasta hace sólo unos días—, supondrá prácticamente su desaparición en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.