EE.UU. vetó venta de aviones españoles a Venezuela

La Administración Bush estudia prohibir la transferencia a Venezuela de los componentes de tecnología estadounidense que forman parte de los aviones C-295 que España quiere vender al régimen de Hugo Chávez, según supo ABC de fuentes solventes. Al parecer Washington ha hecho llegar a las autoridades españolas esta decisión, que confirma el malestar existente por la decisión del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de facilitar a Chávez la adquisición de ocho patrulleras y doce aviones, un material militar que los norteamericanos consideran susceptible de ser utilizado para fines bélicos.
Sensores
Los aviones C-295 fabricados por CASA-EASD son utilizados para labores de patrullaje marítimo y están equipados con sensores para los sistemas ópticos, radares y cámaras de origen estadounidense. Para que puedan ser exportados por España a otro país necesitarían un permiso explícito del Gobierno de Estados Unidos. No obstante, España también podría optar por utilizar tecnología israelí para esos aviones, aunque es algo más cara y, dadas las conexiones norteamericanas con Israel, no parece tampoco muy probable que pueda hacerlo.
La venta de una docena de estos aviones, valorada en unos 450 millones de euros, fue acordada por Zapatero y Chávez durante una polémica visita que el presidente del Gobierno realizó a Caracas el pasado 31 de marzo y durante la cual Chávez se comprometió además a adquirir cuatro patrulleras de altura con plataformas para helicópteros y cuatro barcos de vigilancia costera, por un total de 700 millones de euros.
Asimismo, el presidente venezolano expresó su intención de que Pedevesa (Petroleos de Venezuela) comprara uno o dos buques asfalteros y reparara un petrolero en España, algo que en La Moncloa se veía con muy buenos ojos en un momento en que IZAR atravesaba por una fuerte crisis.
Reticencias estadounidenses
Chávez había dicho durante una visita a España que «las buenas relaciones traen buenos vientos para las relaciones económicas». Sin embargo, ninguna de estas operaciones que deben ser realizadas con CASA y con Navantia se han concretado siete meses después de su anuncio.
Ayer, al llegar a Salamanca, Chávez afirmó que «los contratos van avanzando», y agregó: «Somos muy optimistas de tener pronto allá los aviones que son muy útiles para el transporte: el transporte de tropas, pero transporte de medicamentos, de personal de rescate. Van a ser muy útiles para las rutas sociales que en Venezuela tenemos».
En distintas ocasiones, el Gobierno estadounidense ha expresado públicamente su malestar por la venta de las patrulleras y los aviones españoles a Venezuela por considerar que Chávez puede utilizar ese material para lograr una desestabilización de Iberoamérica.
ABC, 16/10/05
Caracas confía en que se resuelva el veto para la venta de aviones
El ministro venezolano de Defensa, Ramón Maniglia, señaló ayer en Salamanca, en relación con el veto de Estados Unidos a que España transfiera a Venezuela los componentes de fabricación norteamericana de doce aviones CASA C-295, que espera que el asunto se resuelva «en el marco de los acuerdos comerciales existentes».
Tanto José Luis Rodríguez Zapatero como fuentes del Gobierno venzolano aseguraron que la cuestión de la venta de patrulleras, aviones y buques asfalteros no fue tratada en el breve encuentro que mantuvieron el jefe del Ejecutivo español y Hugo Chávez.
Maniglia insistió en que los aviones «no son de combate», sino para tareas de vigilancia y llevar ayuda a las zonas más pobres del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.