Navarro acudirá a tribunal de ética para aclarar si recibió fondos del cartel de Cali

JAVIER BAENA / AP
BOGOTA
En la antesala de la campaña presidencial del 2006 la financiación de candidatos con dineros del narcotráfico estremece de nuevo la política colombiana, con las memorias de un periodista recientemente fallecido que oficiaba de intermediario entre el cartel de Cali y la clase dirigente.
Antonio Navarro, candidato presidencial del Polo Democrático Independiente (PDI), partido opositor de izquierda, resultó el más afectado con la publicación del libro Mi verdad del periodista Alberto Giraldo, pues en él se afirma que para su primera campaña presidencial en el 1990 recibió dinero del cartel de Cali.
Giraldo, relacionalista público del cartel, dijo en su libro que los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, que eran los líderes del cartel y hoy están presos en los Estados Unidos, le entregaron 50 millones de pesos ($50,000 de la época) a la campaña de Navarro, que para entonces había desmovilizado la guerrilla del Movimiento 19 de Abril (M-19).
»El relato de Alberto Giraldo diciendo que me entregó dinero de los hermanos Rodríguez Orejuela es absolutamente falso. Jamás recibí dinero de Giraldo, ni en mi casa ni en ninguna otra parte», dijo Navarro ayer en conferencia de prensa.
Según el libro, Navarro recibió el dinero porque »envió un mensaje que cumplió cabalmente: el M-19 como grupo político nacionalista no era partidario de la extradición». La no extradición era la exigencia de los líderes de los carteles para cesar sus acciones terroristas y desmantelar sus organizaciones de narcotráfico.
Navarro explicó que su campaña electoral de 1990 fue financiada por el Estado por lo cual no necesitó aportes privados, pero anunció que dejará en manos de un tribunal de ética que aclare el asunto. »Si su opinión confirma lo que dice Giraldo, yo retiro mi candidatura», dijo.
Agregó que Giraldo le propinó »una patada póstuma, quizá para hacerle un favor a alguien» o para perjudicarlo en su nueva campaña presidencial en la que busca aglutinar a todas las fuerzas de izquierda para enfrentar al presidente Alvaro Uribe quien buscará la reelección.
El periodista confirmó además que el cartel entregó 7,000 millones de pesos ($5 millones) en 1994 para la campaña que llevó al poder al presidente liberal Ernesto Samper, quien fue absuelto por la Cámara de Representantes, aunque su tesorero Santiago Medina y el director de la campaña Fernando Botero, fueron condenados por la justicia junto con Giraldo.
Samper siempre ha negado las acusaciones y dijo cuando el escándalo desató una crisis política sin precedentes que si hubo dineros del narcotráfico en su campaña presidencial fue »a mis espaldas». Su oficina informó ayer a la AP que no estaba disponible para comentar las afirmaciones de Giraldo pues salió de viaje.
Sin embargo su abogado Antonio José Cancino afirmó a la radio RCN, que «lo que dice el libro es ridículo y trasnochado. El doctor Samper fue investigado por todo el país y fue absuelto».
Giraldo que murió el mes pasado a los 70 años, relata en su libro que en un reciente encuentro con Samper le dijo: « ¿Te acuerdas que yo pagué siete años de cárcel por ti? El ex presidente palideció, pero con su inveterado humor contestó: Sí, claro. Pero ahora te veo muy bien».
Giraldo estuvo siete años en prisión por haber sido el protagonista en el caso de entrega del narcodinero a la campaña de Samper.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.