El mejor escudo

Los programas espías o spyware son dispositivos que se instalan en la computadora de un usuario sin su conocimiento, generalmente cuando se visita un sitio de Internet poco seguro o al abrir correos electrónicos que llevan el mensaje malicioso.
La finalidad de estos códigos, de acuerdo con un boletín divulgado por el gigante de la programación McAfee, es “monitorear el uso del computador y los hábitos de navegación de un usuario”.
“Esto incluye, sin limitación, monitorear las teclas que se presionan, registrar el historial de Internet y cargar información confidencial. En muchos casos, los PUP se descargan a un computador sin que el usuario se dé cuenta, simplemente al visitar un sitio Web o instalar un software gratuito”, indicó la nota de prensa difundida con motivo del lanzamiento de una campaña mundial contra los programas espías.
Los spyware a menudo pasan desapercibidos para la víctima. Un sondeo realizado por la National Cyber Security Alliance reveló que 53 de cada 100 usuarios creía tener un programa espía instalado en sus computadoras, pero al hacer la revisión se determinó que el problema en realidad afectaba al 80 por ciento de los participantes. Otro trabajo efectuado por el Instituto Ponemos determinó que 42 por ciento de los cibernautas no sabía que tenía un programa espía instalado en sus ordenadores.
En marzo, una encuesta realizada entre gerentes de informática de empresas reveló una profunda desconfianza sobre la utilidad de los programas anti spyware. La consulta realizada por Blue Coat Systems indica que 72 por ciento de los “escudos” fueron calificados como “inefectivos” por los expertos, aunque los usuarios legos continúan demostrando confianza hacia estas soluciones.
La clave quizá esté en la apreciación de Paul Wood (Message Labs). Según el experto el problema radica en la velocidad de respuesta de los proveedores de los programas con respecto al momento en que la circulación del spyware es detectada. Generalmente, el lapso es de 10 horas, lo que según Wood representa “una ventana de vulnerabilidad”.
Quizá esta situación tenga sus beneficios. Si el usuario ajusta su percepción del riesgo que corre al navegar a través de páginas poco confiables, o al abrir correos electrónicos de dudosa procedencia, quizá reduzca las posibilidades de que un gusano se instale en sus computadoras para enviar información sensible a terceros.
Con el ánimo usual de contribuir a la educación del cibernauta, reproducimos a continuación un conjunto de recomendaciones divulgadas por McAfee, a propósito de su campaña mundial contra el spyware:
1.-Invierta en programas antivirus y anti spyware, y actualícelos periódicamente.
2.-Si usa banda ancha, instale también una “pared de fuego” (firewall).
3.-Lea las condiciones de uso de los programas (end user´s agreement), y si alguna de ellas le parece cuestionable, no lo compre.
4.-Los programas espías circulan mayoritariamente a través del Internet Explorer. Use otros como Firefow, Mozilla o Safari.
5.-Sospeche de todos los programas de distribución gratuita.
6.-No instale programas que no sean realmente útiles para su computadora. Las imágenes de papel tapiz (screen saver) o los emoticones pueden llevar spyware ocultos.
7.-Los programas espías se instalan generalmente a través de páginas pornográficas o de juegos de azar (casinos en línea). Tome precauciones al respecto.
8.-No abra correos electrónicos de personas que desconozca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.