Atribuyen a Al Qaeda triple atentado en Irak

Associated Press
BAGDAD
El gobierno iraquí ayer atribuyó a un marroquí un triple ataque con coche bomba que mató a por lo menos 60 personas en un pueblo chiita del centro de Irak el mes pasado, y ofreció una recompensa por su arresto.
El gobierno identificó al sospechoso como Muhsen Jayber, alias Abdul Rahim, y dijo que presuntamente participó en los ataques suicidas en Casablanca el 16 de mayo del 2003 que mataron a 32 personas. No se pudo confirmar esa denuncia por otra vía.
Las autoridades marroquíes dijeron que Al Qaida estaba detrás del atentado en Casablanca y detuvo a más de 5,000 personas en ese momento. El 29 de septiembre, tres atacantes suicidas detonaron bombas simultáneamente en el corazón de la población chiita de Balad, 75 kilómetros al norte de Bagdad.
Por su parte, un soldado estadounidense murió al estallar una bomba colocada al pie de una carretera cuando pasaba su patrulla en el centro de Irak, declaró ayer el alto mando, mientras otros artefactos explosivos mataron a dos iraquíes e hirieron a otros cuatro.
El soldado murió el lunes al estallar la bomba cerca de su patrulla en Haswah, a 50 kilómetros al sur de Bagdad, dijeron los militares. Fue el séptimo militar estadounidense muerto el lunes en tres ataques separados perpetrados por los insurgentes en Irak.
Todos ellos fueron víctimas de bombas caseras, llamadas »artefactos explosivos improvisados». Suman ya 2,026 los caídos en acto de servicio desde que comenzó la guerra en Irak en marzo del 2003.
Además, el número de bajas estadounidenses fue en octubre de 93, el mes más cruento desde enero, cuando perecieron 106 norteamericanos –más de 30 en un accidente de helicóptero. Cuatro bombas caseras estallaron ayer –tres en Bagdad y una al sur de la capital — y mataron a dos iraquíes e hirieron a otros cuatro, mientras que dos policías y un médico fueron muertos a tiros desde vehículos en marcha, según las autoridades.
En Kirkuk un atacante suicida detonó el cinturón explosivo que llevaba junto a una patrulla policial detenida por una congestión de tránsito, e hirió al comandante de la policía municipal, el coronel Khatab Rash, y su conductor, según la fuerza pública. La víspera, los soldados sorprendieron a tres sospechosos cuando colocaban una bomba al pie de una carretera y lograron desarmarla, y el jueves una patrulla militar persiguió a tres iraquíes hasta una vivienda donde encontraron material para fabricar bombas caseras, señaló el alto mando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.