Mexicanos pudieron detener a Fujimori, pero no tenían orden judicial

Arturo Zárate
El Universal online
Ciudad de México
Lunes 7 de noviembre de 2005
13:45 El secretario de Gobernación, Carlos Abascal Carranza, dijo que para el gobierno mexicano, jurídicamente fue imposible detener al ex presidente peruano Alberto Fujimori.
De acuerdo con el secretario, las autoridades mexicanas no dispusieron del tiempo suficiente para cumplir con los trámites legales que se requerían para haber detenido a Fujimori en el aeropuerto de Tijuana.
«Tiene que solicitar el país interesado la extradición para que después opere aquí la orden de aprehensión. En estos casos no puede haber discrecionalidad o arbitrariedad», explicó el jefe de la política interior.
Entrevistado después de reunirse en la sede del Instituto Federal Electoral (IFE) con los consejeros, añadió que es cierto que Fujmori está en lo que se conoce como «la lista roja», de personajes sujetos a proceso internacional, pero que no se puede actuar de manera discrecional para llevar a cabo una detención.
Fujimori, sin bajarse de un avión privado, estuvo el sábado pasado 50 minutos en el territorio nacional, en el aeropuerto de Tijuana, donde hizo escala para reabastecer de combustible a la nave, procedente de Japón y con destino a Chile.
mvc/dm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.