Intentaron arreglar partido de fútbol en Colombia

Ex presidente de Nacional revela que le ofrecieron arreglar el partido de la final con Santa Fe
Silvio Mejía se refirió al primer juego de la definición del Torneo Apertura en Bogotá el pasado 22 de junio.
El ex presidente reconoció a los medios de la Casa Editorial El Tiempo que un extraño lo abordó a él y al gerente deportivo del equipo, Víctor Marulanda, en el Aeropuerto de Rionegro antes de tomar el avión que traería al equipo a la capital del país para «ver si dábamos una plata para el árbitro del partido».
Según Mejía, quien abandonó la presidencia de Nacional hace un par de meses, ellos rechazaron ese ofrecimiento y alertaron de inmediato a la Comisión Arbitral y a la Dimayor (la rama profesional) «pero esa vez no cambiaron al juez como ahora», dijo.
El árbitro esa vez fue Wilson Ramírez y «con él tuvimos problemas en ese partido. Además, Ramírez nos había pitado en el cuadrangular semifinal con anterioridad un partido contra el Medellín en el que le sacó tarjetas a nueve de nuestros jugadores y luego, en el partido contra Santa Fe, juntó las amarillas, expulsó a Luis Felipe Chará, a mi modo de ver de manera injusta, y tuvimos que jugar el partido de la final en Medellín con medio equipo suplente». Nacional empató el partido en Bogotá 0-0 y luego se coronó campeón el vencer de local a Santa Fe 2-0.
Al cuestionársele sobre si esa insinuación no era «temeraria», contestó: «Me quejé ante la Dimayor y a la comisión por ese arbitraje y dije públicamente que Wilson Ramírez nos inhabilitó a medio equipo».
El ex directivo reveló además que fue enterado de que «había fuertes, grandísimas apuestas» para que Nacional no clasificara a esa final. «Ese fue el único caso que conocí de supuestas apuestas. Fue para los partidos Cali-Nacional y Medellín-Tolima de la última fecha del cuadrangular. Una persona amiga me dijo que había unas apuestas muy grandes en contra de Nacional, para que Nacional no clasificara. Yo puse en conocimiento de eso a la Comisión Arbitral y a l a Dimayor. Esa vez Tolima le ganó a Medellín 4-2, pero Nacional, por fortuna, le ganó al Cali 2-1. Esos partidos se jugaron el 19 de junio de se año. El partido de Nacional lo pito Éder Vergara y en Medellín Wílmer Barahona».
Mejía dio más información y comentó otro caso ocurrido para la última fecha clasificatoria a loas semifinales del Torneo Finalización-2004: «Hubo otro caso en el que una tercera persona nos contactó para pagar a un árbitro. Alguien que dijo que traía una razón habló con Marulanda para pedir también un dinero para pagar al árbitro del partido Nacional-Caldas del año pasado, que nosotros necesitábamos ganar para clasificar al cuadrangular. También llamamos a la Dimayor y a la Comisión de inmediato. El árbitro, que tampoco fue cambiado, fue Henry Cervantes. Con él no tuvimos ningún problema».
Según el ex funcionario si el ruido suena, piedras lleva. «He oído que hay apuestas clandestinas muy grandes. La gente que tiene ese vicio de apostar es mucha, pero, infortunadamente, yo sí creo que se mueven apuestas clandestinas muy grandes. Y eso toda la vida ha sido así y se ha sabido que los apostadores inciden muchas veces en al compra de árbitros y en el arreglo de partidos. Se ha sabido porque se habla de cifras demasiado grandes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.