EE.UU. objetó venta de equipos militares de España a Venezuela

Madrid. El embajador de Estados Unidos en Madrid, Eduardo Aguirre, reiteró la preocupación de Washington por un acuerdo según el cual España venderá armamento al Gobierno de Venezuela.
España acordó con Venezuela una venta valorada en 1.700 millones de euros (2.000 millones de dólares), que incluiría aviones y embarcaciones de guerra, ocho lanchas patrulleras y 12 aviones de transporte, el mayor pedido de material de defensa recibido hasta la fecha por un Gobierno español, según el diario madrileño El País, informa AP.
Aguirre dijo ayer en un desayuno al que asistieron empresarios, políticos y periodistas que Estados Unidos se opone a la venta e insistió que espera que «a la larga no se llegue a ejecutar».
De acuerdo con Aguirre, las patrulleras y los aviones tienen tecnología estadounidense, por lo que Estados Unidos podría no autorizar la venta, aunque aclaró que aún no se ha decidido si se otorgará el correspondiente permiso.
El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció por primera vez el acuerdo durante la visita que efectuó en marzo pasado a Venezuela.
«El presidente Chávez dijo en diferentes ocasiones su interés en exportar la revolución bolivariana, y nosotros no quisiéramos ver ese tipo de exportación. La exportación del petróleo es suficiente en este caso», comentó Aguirre, quien expresó su temor porque esta «venta inmensa» de material bélico a Caracas represente «un factor de desestabilización en esa región».
Entre particulares
La venta de material militar a Venezuela responde a un acuerdo entre dos empresas españolas, EADS-CASA y Navantia, con el gobierno de Hugo Chávez, afirmaron hoy a Efe fuentes del Ministerio de Defensa tras las declaraciones efectuadas por Aguirre.
Las fuentes dijeron que el Gobierno se ha limitado en este asunto a favorecer los intereses de la industria de Defensa española, ayudando a que las empresas del sector vendan sus productos.
Subrayaron también que los acuerdos alcanzados con Venezuela supondrán la creación de 600 empleos para Navantia y 300 para EADS-CASA en los próximos años. El fabricante aeronáutico EADS-CASA se mantiene «a la espera de lo que decidan las autoridades» en relación con el protocolo de cooperación firmado por Caracas y Madrid.
Fuentes de EADS-CASA aseguraron a Efe que la compañía «no participa» en el cruce de declaraciones habido entre embajadores, y destacaron que la empresa se mantiene «a la espera para ver si se da luz verde al contrato y finalmente puede vender los aviones».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.