Cuarto día de violencia racial en Australia

04:39 La policía australiana se prepara para amortiguar el impacto de las revueltas racistas que, por cuarto día consecutivo, están siendo convocadas en Sydney mediante mensajes de texto de teléfono móvil. La noche del martes al miércoles realizó además una gran operación en los suburbios costeros de la ciudad australiana para mantener el orden, instalando numerosos puntos de control.
El detonante de este brote de violencia fue un incidente sin apenas relevancia en una playa del sur de la ciudad, la más grande de Australia el pasado domingo. Más de 3.000 personas salieron a la calle entonces con cánticos racistas, y se produjeron varios ataques a personas con apariencia árabe. Los manifestantes decían estar defendiendo la playa de Cronulla de las bandas de jóvenes libaneses, después de un supuesto ataque de éstos a los vigilantes de la playa.
La manifestación degeneró entonces en enfrentamientos abiertos con la policía, que trataba de controlar a los grupos racistas, mientras otros colectivos de jóvenes de origen libanés y musulmán respondían con sus propias revueltas.
El intento frustrado de la quema de una iglesia la pasada noche y los disparos a una escuela católica, han supuesto un paso más en la espiral de violencia, y hacen que la policía australiana haya recurrido a medidas excepcionales. El parlamento de Nueva Gales del Sur, el estado donde se están produciendo los disturbios, se reunirá además mañana en sesión extraordinaria para dar a la Policía poderes extraordinarios que le permitan cerrar los suburbios y para imponer restricciones a la venta y consumo de alcohol.
Junto a las medidas policiales, y frente a la acción de los grupos violentos, muchos jóvenes de la amplia minoría libanesa están emprendiendo una campaña para llamar a la calma y grupos de mujeres musulmanas están haciendo llamamientos a un toque de queda “voluntario”, de manera que los padres de origen árabe no dejen salir a sus hijos de casa durante las noches de los próximos días

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.