Avanzan en identificación de esqueletos hallados en Uruguay

Unos 35 esqueletos humanos, posibles detenidos desaparecidos durante el último régimen militar (1973-1985), fueron encontrados en un osario común en el norte de Uruguay, denunció este miércoles el Partido Comunista local (PCU).
Uruguay se vio conmovido a fines de noviembre cuando fueron hallados los primeros restos humanos relacionados con la represión militar de la época.
Dichos restos se encuentran en un proceso de identificación.
Los 35 esqueletos están en el cementerio de Vichadero, localidad del departamento (provincia) de Rivera, cerca de la frontera con Brasil y unos 500 kilómetros al norte de la capital uruguaya, Montevideo.
Estos nuevos restos se encuentran en bolsas de nylon y fueron sacados de sus nichos hace unos tres años, dijo en conferencia de prensa la dirigente del PCU, Lille Caruso, una de las denunciantes del caso ante la Justicia.
El juez actuante dispuso este miércoles la inmediata guardia policial para preservar la zona.
Pueblo chico
Uno de los nichos desde donde fueron trasladados los restos.
Caruso explicó que Vichadero «es un pueblo muy chico y no puede haber 35 desaparecidos». Agregó que les llegó la noticia de que había cuerpos NN (anónimos) y que «había ido el ejército en camionetas», por lo que «pensamos que había que ir, ver y confirmar».
«Sabemos que los sacaron de sus nichos y los pasaron al osario», aseguró, algo que fue visto por varios testigos locales.
Aunque aún falta que la Justicia investigue y confirme la procedencia de los restos, la información se ha convertido en otra esperanza para quienes reclaman a los suyos.
Hilda Fernández, madre del desaparecido Washington Barrios, se emocionó hasta las lágrimas al evocar su desaparición y confesar el deseo de poder «poner fin a 31 años de calvario».
Ciencia y política
La geógrafa Ofelia Gutiérrez, quien participó en las otras investigaciones en predios militares, analizó el lugar y los restos y al ser consultada por BBC advirtió sobre «la necesidad urgente de que médicos forenses tomen control de las investigaciones», para conservar las piezas.
Destacó sin embargo que «el señor que los cuidaba los puso en bolsas».
El senador Eduardo Lorier, del Partido Comunista, valoró la importancia política del hallazgo y planteó sus sospechas de que se esté «ante personas potencialmente desaparecidas» durante el gobierno militar.
Destacó a la BBC, «la valentía de familiares y gente anónima detrás de estos temas y que rescatan la lucha por la justicia y la verdad».
Se trata, agregó, de una «importante colaboración en la búsqueda de la verdad» por la cantidad de esqueletos y su eventual vinculación con personas desaparecidas que siguen siendo buscadas.
«Ahora», afirmó, «la justicia es la que debe determinar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.