Victoria de Morales desvirtúa a EE.UU. en Latinoamérica

WASHINGTON (AFP) – La política latinoamericana de Estados Unidos, basada exclusivamente en el libre comercio, y su programa de lucha antidroga quedaron en tela de juicio tras la victoria el domingo del líder cocalero Evo Morales en las elecciones bolivianas, destacaron el lunes analistas a la AFP.
La política antidroga de Estados Unidos en América Latina «no funciona» y los Tratados de Libre Comercio (TLC) «no constituyen una agenda», aseguró el analista independiente estadounidense Miguel Díaz, un día después del triunfo de Morales, que prometió ser «un dolor de cabeza para Estados Unidos».
Foto ampliada
Las elecciones bolivianas marcaron para el experto un «retroceso de la influencia de Washington en Bolivia» en favor del presidente venezolano, Hugo Chávez, adversario del proyecto de Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y que mantiene estrechas relaciones con Morales.
Kathryn Ledebur, directora de la Red Andina de Información, recordó que Bolivia «ha cumplido todos los requisitos y seguido todas las reglas del comercio de Estados Unidos y las reformas neoliberales» y que, a pesar de haberlo hecho, «esa política no ha tenido un impacto positivo», lamentó. Por ello, «Estados Unidos necesita un plan mucho más sensato frente a la demanda de equidad en América Latina», pidió Díaz, en momentos en que aumenta en la región la oposición al libre comercio.
Foto ampliada
En una primera reacción, la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, advirtió de que Bolivia «no puede quedar aislada del resto del mundo» e insistió en la necesidad de una cooperación económica que «ayude al pueblo boliviano».
Bolivia recibió este año 91 millones de dólares de ayuda directa de Washington para eliminar cultivos de coca, explicó Stephen Donehoo, del Kissinger McLarty Associates. «Si el nuevo gobierno toma decisiones y aplica políticas adversas a la política estadounidense, en algún momento Washington puede dejar de avalar a Bolivia» económicamente, advirtió.
La política antidroga de Washington de erradicar los cultivos de coca «ha tenido, por supuesto, un impacto fuerte», en los resultados de las elecciones, sostuvo Ledebur. Para Díaz, «la política antidroga no funciona», tras haber observado que los cocaleros en Bolivia son gente pobre y sin otros recursos. «Esa gente votó a Evo Morales», aseguró.
Washington no tiene ahora otra opción que «dejar de lado su orgullo» y asumir que Morales «ha sido elegido democráticamente presidente de su país», dijo Díaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.