Declaran "beneméritos" a captores del Ché

El Senado de Bolivia aprobó en la noche del miércoles una legislación que declara como beneméritos a los efectivos del ejército que combatieron a la guerrilla de Ernesto Che Guevara, al final de la década de los sesenta.
El ocho de octubre de 1967 fue capturado el Che, en sudeste de Bolivia.
Algunos de los ex soldados y oficiales ocupan cargos en la administración pública actualmente, por lo que la nueva Ley les permitiría evitar despidos injustificados de sus puestos de trabajo.
La medida se produce ante temores de que el nuevo gobierno de Evo Morales, que asume funciones en pocas semanas, revoque los beneficios de los ex combatientes de la guerrilla en Bolivia, señaló a BBC Mundo el parlamentario Carlos Nacif, del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR).
«Aprobamos esta Ley en la Cámara de Diputados antes de las elecciones y ayer por la noche (miércoles) se aprobó en el Senado. Por lo tanto, ahora falta la promulgación del presidente (Eduardo) Rodríguez», dijo Nacif a la colaboradora de BBC Mundo en La Paz, Mery Vaca.
«Pedí al presidente del Congreso, Sandro Giordano, que le solicitara a Rodríguez que promulgue la Ley, porque como entrarán los masistas…los masistas son guevaristas, y quien murió en la guerrilla fue (Ernesto Che) Guevara; entonces, van a querer que se pare la norma», agregó.
Parentesco
El partido del mandatario electo, Movimiento al Socialismo (MAS), cuenta con miembros que tienen parientes cercanos que lucharon en el grupo guerrillero comandado por Guevara en 1967.
Pedí al presidente del Congreso, Sandro Giordano, que le solicitara a Rodríguez que promulgue la Ley, porque como entrarán los masistas…los masistas son guevaristas, y quien murió en la guerrilla fue (Ernesto Che) Guevara; entonces, van a querer que se pare la norma
Carlos Nacif, del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR).
El senador electo por La Paz, Antonio Peredo, así como el concejal de la ciudad de Santa Cruz, Osvaldo Peredo, son hermanos de los fallecidos Guido «Inti» Peredo y Roberto «Coco» Peredo. Ambos formaron parte de la columna guerrillera de ese entonces.
No obstante, en declaraciones a la agencia EFE, Nacif manifestó que no cree que el nuevo gobierno de Morales le revoque los beneficios a quienes tomaron parte en las operaciones militares contra la insurgencia.
«Son guevaristas, pero tienen que ver la importancia de los bolivianos que defendieron a la patria en 1967, gente que ofrendó su vida para salvarnos del comunismo», aseveró.
El diputado del MNR -el mismo del ex presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Losada- explicó a BBC Mundo que la legislación empezó a discutirse hace más de un año a solicitud de los ex combatientes quienes solicitaban una pensión vitalicia, que no fue aprobada por el gobierno.
De ahí que se buscó una protección jurídica al declararlos beneméritos, con la protección de un seguro social e inamovilidad laboral.
Fin de la revolución
Se cree que el Che Guevara llegó a Bolivia entre 1966 y 1967 para dirigir la actividad guerrillera en el sureste de Bolivia.
El dirigente, de origen argentino, se había mantenido en la clandestinidad luego de sus actividades en el Congo Belga (luego llamada Zaire y ahora República Democrática del Congo) en apoyo de los grupos marxistas de Patrice Lumumba.
Tras pasar por Dar es Salaam (Tanzania), Praga (de la entonces Checoslovaquia) y Alemania Oriental, se supo que se había trasladado a la región selvática boliviana de Ñancahuazú.
No obstante, el ejército boliviano del gobierno de René Barrientos, con el apoyo de Estados Unidos, lo capturó el ocho de octubre de 1967 y posteriormente lo ejecutó.
Su cadáver se mantuvo en un paradero incierto hasta que fue desenterrado por un grupo de antropólogos argentinos en 1997 -quienes comprobaron su identidad por una prueba de ADN.
Actualmente se encuentra en Cuba donde reposa en el Mausoleo de la ciudad de Santa Clara, donde habría ganado la batalla decisiva de la revolución cubana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.