Tres militares y dos policías muertos por error en Putumayo

Tres militares murieron en enfrentamiento por error entre patrullas del Ejército y la Policía
El hecho se produjo este domingo en zona rural de Orito (Putumayo) y también dejó dos polcías heridos.
Los uniformados muertos pertenecían un pelotón de la Brigada de Selva No.27 del Ejército. Las circunstancias del error son investigadas por la Justicia Penal Militar.
Según las primeras versiones, las unidades se enfrentaron entre sí en el sitio conocido como Las Planadas, entre Orito y Santana, luego de que acudieran al lugar para verificar la supuesta presencia de guerrilleros.
En este sector, las Farc incineraron el pasado viernes la única ambulancia con que contaba el municipio de Orito. En medio del combate que se desencadenó entre los uniformados murió el teniente del Ejército Gustavo Adolfo Rodríguez y dos soldados del Grupo Energético y Vial No.11.
Así mismo, fueron trasladados al hospital de Mocoa dos patrulleros que permanecen en estado crítico de salud, según lo indicó una fuente militar. Al cierre de esta edición no había un pronunciamiento oficial de parte del Ejército y la Policía sobre el hecho.
El último incidente del llamado «fuego amigo», se registró el pasado 22 de noviembre en el municipio de Bolívar (Valle), cuando se enfrentaron tropas de la III Brigada y una patrulla de la Policía. Un soldado murió y un patrullero resultó herido.
Sigue la crisis
Este hecho se suma a la situación que afronta el departamento hace nueve días, los mismos que lleva sin luz, luego de que la guerrilla volara varias torres de energía.
El caso más grave lo afronta el hospital de Orito (Putumayo). Por la falta de luz y de ambulancia, hay insuficiencia para atender a los pacientes.
Según las directivas del centro asistencial de nivel II, la situación tiende a complicarse aún más luego de que las Farc volaran tres torres conductoras de energía. El combustible y los tanques de oxígeno se están agotando y solo alcanzarían para dos días.
Por ahora, los más de 300.000 habitantes del departamento continúan a la espera de que sea restablecido el servicio que, según fuentes de la Empresa de Energía, será en cuestión de horas. Por ahora, estimativos tasan en 1.200 millones de pesos las pérdidas diarias que sufren los comerciantes.
CALI Y BOGOTÁ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.