Detenidos sospechosos de ayudar a Al Qaeda

Agence France PresseBOGOTALa Fiscalía de Colombia anunció ayer la captura de 19 colombianos, ocho de ellos pedidos en extradición por Estados Unidos, integrantes de una red internacional acusada de colaborar con Al Qaida y Hamas, que facilitaba documentos falsos a personas «de origen árabe».
El fiscal general encargado, Jorge Armando Otálora, precisó a periodistas que el servicio de inteligencia (DAS) realizó en las últimas horas una operación que incluyó 32 allanamientos en los cuales fueron capturadas 19 personas, tres de ellas vinculadas a ese organismo de seguridad.
»La banda se dedicaba al tráfico ilegal de inmigrantes. Entre los ocho solicitados en extradición se encuentra uno de los miembros del DAS», organismo que también tiene a su cargo las funciones de inmigración, agregó Otálora.
Según el fiscal, «algunas de las personas, todas de nacionalidad colombiana, están solicitadas en extradición por el gobierno de Estados Unidos por colaborar con organizaciones como Al Qaida y Hamas».
»Los extraditables están solicitados por una Corte de Estados Unidos por los delitos de inducción de inmigrantes indocumentados a ese país y apoyo a grupos terroristas», agregó.
Destacó que «la documentación falsa se entregaba a personas de origen árabe, quienes transitaban por Europa con nacionalidad colombiana, cuando en realidad no lo eran».
El funcionario precisó que «ciudadanos de Pakistán, Jordania, Irak y Egipto, entre otros países, enviaban a Colombia la documentación requerida por esta red criminal para falsificar sus pasaportes, darles la nacionalidad colombiana y así facilitar su ingreso a Estados Unidos y movilidad por otros países».
Otálora informó que la investigación comenzó en agosto del 2002, cuando fueron capturados en Bogotá tres iraquíes con pasaportes falsos de Israel.
Meses más tarde »el 20 de enero del 2004 –agregó Otálora–, otros dos integrantes de esta red criminal fueron capturados en Bogotá: Amin Omar Said Ahmad y Karim Bahige Kharfan» quienes fueron «extraditadas a Estados Unidos donde una Corte los procesó por el lavado de más de $200 millones».
Estas nuevas detenciones »despertaron el interés de las autoridades colombianas y estadounidenses» y por ello se »ordenó la interceptación telefónica, los seguimientos de personas y el registro fílmico y fotográfico de las actividades ilegales de esa organización», que concluyó con los operativos realizados ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.