7 personas ejecutadas en Veracruz, México

XALAPA, Ver.- Los cuerpos de siete personas ejecutadas, que presentaban el tiro de gracia y estaban atadas de pies y manos, fueron hallados ayer por la mañana en un cañaveral de la zona centro del estado de Veracruz; 24 horas antes, cuatro de las víctimas habían sido levantadas por un supuesto comando de la Agencia Federal de Investigación (AFI) en el puerto de Veracruz.
El secretario estatal de Gobierno, Reynaldo Escobar Pérez, aseguró que el múltiple homicidio, vinculado en primera instancia con el narcotráfico, ya es investigado por la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).
E insistió que con este hecho y otros, como el reciente decomiso de un arsenal, pretenden «desestabilizar» al estado. Exigió a los medios de comunicación ser objetivos y veraces, pues de no serlo, constribuyen a generar un clima de violencia.
Con estas siete ejecuciones, suman 15 en el año. La lista incluye a cinco oaxaqueños asesinados en el puerto de Veracruz, así como a un doctor en Poza Rica, un sujeto acribillado en el municipio de Banderilla y un supuesto coordinador municipal de campaña del PRI en Xalapa.
De este último hecho, a las 8:00 horas de este miércoles, un grupo de campesinos encontró los cuerpos de las siete personas en un cañaveral de la comunidad Paraje, perteneciente al municipio de Amatlán de los Reyes, en la zona centro de Veracruz.
Los cuerpos de los siete ejecutados -cuyas edades fluctúan entre los 25 y 30 años- presentan el tiro de gracia con armas calibre 38 y 45, estaban maniatados con cinta canela y portaban rosarios con un crucifijo de madera. Cuatro estaban semidesnudos y vendados de los ojos.
Las primeras investigaciones iniciadas por el propio procurador general de Justicia, Emeterio López Márquez, indican que los cuerpos fueron tirados en un predio del rancho propiedad del agricultor Carlos Gasperín, pues las autoridades presumen que las víctimas fueron ejecutadas en otro lugar. El secretario de Gobierno informó que en el lugar donde fueron localizados los muertos, no había rastros de sangre.
Ninguno de los acribillados portaba identificación alguna.
Sin embargo, el secretario de Gobierno dijo que no revelarían los nombres de algunas de las personas identificadas, quienes el martes pasado habían sido sacadas de un domicilio particular por supuestos miembros de la AFI en Veracruz.
Así, cuatro de los siete ejecutados fueron identificados como los mismos que un comando armado de 13 hombres vestidos igual que los elementos de la AFI fueron levantados 24 horas antes en una residencia del fraccionamiento Reforma del puerto de Veracruz.
La delegación estatal de la PGR rechazó que elementos de la AFI hubieran detenido a esas cuatro personas, quienes acababan de rentar ese domicilio bajo el argumento de asistir al Carnaval Veracruz 2006.
La noche del martes pasado, los sicarios llegaron a la propiedad de Maruchi Bravo, funcionaria de la Secretaría de Educación y Cultura, y bajaron de dos camionetas con placas del Distrito Federal. Tras ingresar a la vivienda, recién rentada por cuatro de las víctimas, se las llevaron.
Diputados locales del PAN y PRD exigieron la renuncia del secretario estatal de Seguridad Pública y del procurador de Justicia, Juan Manuel Orozco y Emeterio López Márquez, respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.