Tensiones entre EE.UU. y Bolivia por cancelación de visa de líderesa cocalera

Las relaciones entre Estados Unidos y Bolivia se tensaron luego de que la senadora boliviana Leonilda Zurita se enterara de que su visa estadounidense había sido cancelada hace dos años.
Zurita, quien es una de las principales promotoras del cultivo de la hoja de coca en Bolivia, no pudo viajar a Miami, EE.UU., como tenía planeado esta semana.
El Presidente Evo Morales no tardó en manifestar su enojo y reclamar a Washington una explicación.
La visa de 8 años que tenía Zurita le fue retirada en mayo de 2004 cuando el actual partido gobernante, el Movimiento al Socialismo (MAS), era oposición y varios grupos de productores eran acusados de terrorismo.
El lema del grupo cocalero que encabezaba Zurita era «¡Viva la coca, muerte a los yankees!»
Discordia bilateral
Con el incidente, el tema de la hoja de coca volvió a emerger como el asunto más delicado en las relaciones bilaterales entre Bolivia y EE.UU.
Bolivia promueve añadir hoja de coca a los desayunos escolares.
Washington quiere que se elimine su cultivo pues la hoja de coca es la materia prima en la producción de cocaína.
Pero el gobierno boliviano defiende su producción, afirmando que la hoja de coca como tal no es una droga sino un alimento.
El canciller boliviano, David Choquehuanca, expuso ante un comité parlamentario que la hoja de coca contiene calcio en concentraciones más altas que la leche y tiene más fósforo que el pescado.
Choquehuanca promueve una propuesta para añadir hoja de coca a los desayunos escolares como parte de la campaña oficial para darle a los cultivos una nueva imagen internacional.
Visa
El vocero del Departamento de Estado estadounidense Adam Ereli negó que la visa se le haya retirado a Zurita debido a su cercanía con Evo Morales.
Ereli recalcó que la suspensión había ocurrido hace casi dos años.
«Todo esto sucedió antes de la elección de Morales, por tanto es un error atribuir motivaciones políticas. Y segundo: ella es libre de volver a aplicar por una visa», dijo Ereli a la prensa.
Los analistas descartan que el incidente ocasione un enfrentamiento grave. Sin embargo la reacción del mandatario Evo Morales fue dura.
«Quiero decir con mucho respeto al gobierno de Estados Unidos que no nos confunda con algunos partidos implicados en el narcotráfico».
«No somos terroristas ni narcotraficantes, somos seres humanos que apostamos democráticamente a cambiar nuestra historia en Bolivia», afirmó Morales.
El primer mes de gobierno del líder cocalero Morales había transcurrido con relativa tranquilidad y hasta con gestos de acercamiento entre Washigton y La Paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.