FARC intensifica ataques antes de elecciones

Associated PressBOGOTA – A seis días de la elección de legisladores, la guerrilla intensificó sus ataques en poblaciones, zonas rurales, dinamitó un oleoducto y derribó torres de energía y comunicaciones, informaron el lunes fuentes oficiales.
En San Vicente del Caguán, en donde el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, adelantaron fracasadas negociaciones de paz, estalló una casa-bomba el lunes y mató dos personas, mientras otras nueve resultaron heridas, informó el alcalde Edwin Valdez.
«Lamentablemente los muertos son un niño y una señora mayor de edad, los heridos son seis civiles, de los cuales dos se encuentran hospitalizados en cuidados intensivos, y tres militares», dijo Valdez a la AP en entrevista telefónica.
«Este atentado causó grandes pérdidas materiales, seis viviendas fueron destruidas alrededor del sitio de la explosión», agregó el alcalde que atribuyó el atentado a las FARC.
Las FARC decretaron hace un mes un «paro armado» en el Departamento del Caquetá, en donde está San Vicente del Caguán, población situada a 310 kilómetros al sur de Bogotá. Hay escasez de alimentos y productos básicos por el bloqueo de la guerrilla a las carreteras.
Este fue el segundo ataque en menos de 48 horas a la población civil. El sábado la guerrilla dio muerte a un bebé de seis meses, un adulto y un policía en Montebonito, pequeño caserío situado a 170 kilómetros al noroeste de Bogotá.
La guerrilla igualmente atacó el domingo una patrulla de la policía cerca de Riohacha, a 790 kilómetros al norte de Bogotá, y dio muerte a un agente mientras otro resultó herido, informó la policía Nacional.
Se informó que las FARC dinamitaron el domingo el oleoducto Caño Limón-Coveñas, cerca del municipio de Arauquita, a 390 kilómetros al nororiente de Bogotá. Hubo derrame de crudo y la suspensión del bombeo de alrededor de 90.000 barriles diarios para la exportación y el consumo interno.
Fue el segundo ataque al oleoducto en una semana en la misma zona de Arauquita, en medio de otro «paro armado» que desde hace dos semanas decretó las FARC, el cual ha obligado a las autoridades militares a realizar caravanas de vehículos de transporte bajo vigilancia militar a fin de evitar el bloqueo de la guerrilla.
«La guerrilla de las FARC siguen perturbando en varias zonas del país, derribando torres de energía en los departamentos de Antioquia, Tolima y Chocó», dijo a la AP el director operativo de la Policía Nacional, general Alberto Ruíz.
Los atentados han dejado sin electricidad o con racionamiento a varios municipios y también el sistema de telefonía celular pues fue afectada una torre de comunicaciones.
«Todo esto es parte de la acción terrorista para perturbar el desarrollo del proceso electoral», agregó el general Ruiz.
Las FARC han advertido en comunicados distribuidos en los departamentos del Caquetá, Arauca, Putumayo, Guaviare y Chocó que su ofensiva se extenderá durante las elecciones de legisladores del 12 de marzo y hasta concluir el proceso electoral el 28 de mayo próximo, día de los comicios presidenciales.
Las fuerzas militares y la policía han movilizado alrededor de 200.000 hombres en el país garantizar que los 26,3 millones de colombianos, hombres y mujeres mayores de 18 años, puedan acudir a las urnas el domingo sin temor de la interferencia armada de la guerrilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.