Ejército de Brasil sitió favelas en busca de armas

Un total de diez favelas de Río de Janeiro continuaban esta tarde cercadas por un fuerte operativo militar con más 1.500 soldados que buscan armas robadas por narcos. Además, comenzaron a bloquear puentes y rutas de la zona.
La salida del Ejército a las calles fue ordenada hace casi una semana, luego de que una banda de al menos siete delincuentes asaltó un cuartel y se llevó nueve fusiles FAL y una pistola 9 mm.
Ahora, las operaciones se extendieron a las principales rutas que salen de Río y al gigantesco puente que une a la ciudad con la vecina Niteroi.
En tanto, los habitantes temen que se provoque un baño de sangre y ni le hablan a los soldados que los paran para pedirles que se identifiquen y revisar bolsos y paquetes.
El Comando del Ejército reveló que entre los hombres desplegados en Río hay un centenar de veteranos de Haití, donde habían participado en tareas de vigilancia y patrullaje de Cité Soleil, un suburbio de Puerto Príncipe tanto o más pobre y violento que algunas favelas cariocas.
Cuando se desplegó el operativo en Río, los narcotraficantes, dueños de la ley en las favelas, recibieron a balazos a los soldados. Luego los tiroteos fueron esporádicos y hasta el hoy causaron la muerte de un adolescente que presenciaba un enfrentamiento, cerca del puerto.
Los uniformados, amparados en una orden de la Justicia Militar y con el apoyo del gobierno del Estado de Río, dejaron claro que su única misión era hallar las armas, pero que no se irían hasta cumplirla. «Recuperamos las armas y nos vamos», dijo el coronel Fernando Lemos, portavoz del comando de la operación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.