Falsos empleados de Acnur estafan a colombianos

Acnur denuncia que falsos empleados suyos estafan a colombianos que desean salir del país
Los estafadores cobran a cambio de «asesoría fraudulenta sobre cómo obtener el estatus de refugiado en el extranjero, sobre todo en Europa».
«Esas personas sin escrúpulos ofrecen sus servicios como abogados especializados en temas de inmigración y parecen operar principalmente desde la ciudad de Cali», sostuvo la portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Ginebra, Jennifer Pagonis.
Además, los estafadores prometen a sus clientes facilitarles documentos y consejos que supuestamente les garantizarán que su solicitud de asilo será aprobada y, en algunos casos, hasta llegan a realizar los trámites de los viajes.
«Esas promesas son una estafa. Los gobiernos en Europa, como en cualquier parte del mundo, investigan todas las demandas de asilo de manera profunda y los falsos solicitantes son devueltos a sus países de origen», recalcó Pagonis en una rueda de prensa.
Asilados legítimos, los más afectados
Sin embargo, agregó, esa práctica fraudulenta no sólo representa un peligro para quienes caen en la trampa, sino también para «las personas que tienen razones legítimas para buscar el asilo».
Según la Convención sobre el Refugio de 1951, el texto jurídico internacional más importante y reconocido en la materia, toda persona que solicita asilo debe demostrar de manera creíble y fundada que es víctima de persecución en su país.
En tanto, cualquier vínculo con organizaciones ilegales puede afectar definitivamente a la credibilidad de los interesados ante las personas responsables de evaluar los casos, explicó al portavoz.
Alertan posible tráfico humano
Pagonis también manifestó la preocupación de su organismo por el hecho de que las personas que han sido estafadas por esas redes ilegales y han perdido su dinero «pueden ser vulnerables a otras actividades ilegales, particularmente el tráfico humano».
Tras tener conocimiento de la situación, Acnur advirtió a través de la prensa de Colombia que las personas involucradas no tienen ninguna relación con la agencia de la ONU y aclaró que ésta «nunca cobra por sus servicios a los refugiados o solicitantes de asilo».
«Tampoco tenemos ningún programa para ayudar a las personas a salir de Colombia», explicó la portavoz.
Precisó que, como regla general, Acnur sólo ayuda a las personas que ya están fuera de sus países de origen y que, en casos como el de Colombia, ofrece asistencia a los desplazados internos, pero no facilita su salida del país.
Ginebra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.