Cubanos repatriados recibirán visa

FABIOLA SANCHEZAssociated PressLA HABANA – Catorce emigrantes ilegales cubanos, que fueron repatriados a comienzos de año tras alcanzar la base abandonada de un puente en los callos de Florida, recibieron el viernes de la Oficina de Intereses de Estados Unidos un documento que les permitirá iniciar los trámites para obtener la visa y dejar la isla de forma definitiva.
Las autoridades estadounidenses solo le negaron el documento a uno de ellos, sin precisar las razones de la medida.
«Se lograron mis sueños… gracias a Dios y a todos lo que de una manera u otra han tenido que ver con este caso», dijo Ernesto Hernández, un reparador de neumáticos de 48 años, luego de recibir junto con su esposa e hijo una carta del gobierno estadounidense para tramitar ante las autoridades cubanas la «tarjeta blanca», el permiso exigido por Cuba para salir de la isla.
La Sección de Intereses estadounidense señaló en el documento que «solicita permiso a salida» para catorce cubanos, a quienes se les ha «aprobado para viajar a los Estados Unidos con una visa humanitaria».
El escrito refiere además que «el documento de transportación (se) le otorgará una vez que el interesado obtenga el permiso de salida» de Cuba.
Al salir de la dependencia estadounidense, Hernández dijo esperar que «en 12 días» el gobierno cubano le entregue la «carta blanca» para abandonar legalmente el territorio caribeño.
Hernández llegó a la Sección de Intereses la mañana del viernes acompañado por sus otros 13 compañeros devueltos, entre ellos nueve hombres, dos mujeres y dos niños de 2 y 13 años. «Nos falta un eslabón», lamentó, pues Lázaro Jesús Martínez Giménez, de 31 años, no obtuvo el permiso.
Martínez Giménez indicó que Estados Unidos le habría negado los trámites porque declaró a las autoridades estadounidenses, luego de ser detenido en enero pasado al llegar a las cercanías de la Florida, que asesinó a una persona hace nueve años.
El cubano admitió que mintió en su declaración y como prueba mostró una nota del ministerio de Justicia de Cuba, donde señala que no tiene antecedentes penales.
Dijo que mintió porque «se comenta que a esas personas (con antecedentes) eran llevadas a tierra» en Estados Unidos. «Mi reacción fue esa. No sé por qué».
«Quiero pedirle al cónsul que me escuche», agregó Martínez Giménez, quien se identificó como el organizador del periplo que realizaron en enero pasado los 15 emigrantes ilegales desde la población costera de Matanzas, a unos 100 kilómetros de La Habana, hasta un puente abandonado en los Cayos de la Florida.
Un juez de una Corte de Miami determinó hace algunas semanas que las 15 personas estaban en territorio estadounidense.
El dictamen revisó la medida de los guardacostas norteamericanos, que repatriaron al grupo alegando la política «pies secos-pies mojados», que establece que los emigrantes ilegales cubanos deben pisar territorio firme estadounidense para poder ser recibidos en ese país, ya que de lo contrario serán repatriados a Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.