Protestas en toda Caracas por secuestro y muerte de tres jóvenes

ALEJANDRA M. HERNANDEZ F.
REINALDO VARGAS
EL UNIVERSAL
A lo largo de todo el día se efectuaron protestas en varias de las principales vías del área metropolitana de Caracas por el asesinato de los hermanos Faddoul, cuyos cuerpos fueron hallados junto al de su chofer en un sector boscoso del municipio Bolívar de San Francisco de Yare, con tiros de gracia.
Los cierres de las vías comenzaron desde la noche del pasado martes, luego de conocerse la noticia del homicidio de los tres jóvenes; sin embargo, no fue sino hasta la mañana de este miércoles cuando vecinos de Vista Alegre y Bella Vista decidieron cerrar, en ambos sentidos, la calle Real de ese sector y luego trasladarse a la autopista Francisco Fajardo, a la altura del puente Los Leones.
De manera espontánea, a medida que iba pasando el día, se iban uniendo personas a la manifestación de repudio por el crimen de los adolescentes. A eso de las 9:00 de la mañana, estudiantes de la UCAB decidieron trancar la vía frente a esa casa de estudios, para luego caminar hasta el sector de Vista Alegre adonde se sumaron a los vecinos.
Estudiantes de la UCV también cerraron la autopista, pero a la altura del puente Salvador Allende. Igual ejemplo siguieron los vecinos de la autopista Prados del Este, a la altura de Santa Rosa de Lima.
Otras vías colapsadas por las protestas fueron la avenida Baralt, a la altura de la plaza Miranda, y la avenida Urdaneta, frente al Ministerio del Interior y Justicia, donde los manifestantes fueron a pedir castigo para los responsables del asesinato de los hermanos Faddoul y de Miguel Rivas.
Asimismo hubo protestas frente a la Universidad Monteávila, Metropolitana y en la avenida Francisco de Miranda, frente a Centro Plaza.
En innumerables pancartas se podía leer «Venezuela está de luto», «No más secuestros» «PM asesinos», consignas que la gente vociferaba para repudiar el hecho. También se pudo observar que varios vehículos que circulaban por la ciudad llevaban globos negros en señal de luto, así como banderines negros atados a la antena de los carros.
Al caer la noche
Las protestas continuaron durante la noche, específicamente en Altamira.
Alrededor de las 5:30 de la tarde un grupo de personas, entre los que se cuentan estudiantes universitarios y vecinos del Municipio Chacao, se congregaron en la Plaza Francia de Altamira para realizar una vigilia por el asesinato de los adolescentes.
Una hora después los presentes decidieron trasladarse hasta el distribuidor Altamira de la autopista Francisco Fajardo para manifestar pacíficamente por la inseguridad que se vive en el país, pero la Guardia Nacional no se los permitió.
Según relató Luis Guillermo Inciarte, presidente del Partido Federal Republicano, los funcionarios de la GN lanzaron bombas lacrimógenas pa ra dispersar a los manifestantes porque estaban violando el derecho a libre tránsito del resto de los ciudadanos.
Inciarte comentó que el funcionario castrense al mando del contingente que se encontraba en Altamira les dijo que «tenemos órdenes del comandante en jefe».
Sin embargo, la protesta no culminó allí, los manifestantes decidieron trancar toda la avenida Francisco de Miranda a la altura de Altamira en ambos sentidos, así como la avenida Luis Roche tanto en la parte norte como sur.
A partir de las 8:00 de la noche las bombas lacrimógenas se hicieron sentir con más intensidad. Entretanto, los manifestantes prendían fogatas para mantener las vías cerradas, al tiempo que exigían a gritos y con mucha indignación la renuncia del ministro de Interior y Justicia Jesse Chacón, y del fiscal general Isaías Rodríguez.
Las cacerolas también se hicieron sentir en el lugar mientras el ministro Chacón se dirigía a la Nación en cadena de radio y televisión.
No fue sino hasta las 10:00 de la noche cuando los manifestantes se dispersaron, no sin antes convocar a todos los estudiantes del país a una huelga nacional para exigir que las autoiridades pongan fin a la inseguridad y se haga justicia.
«El llamado es a que los estudiantes desde sus respectivos centros de estudios participen en una huelga nacional pero pacífica hasta que el gobierno presente una solución», expresó Inciarte.
También en la provincia
Pero las protestas de este miércoles no sólo tuvieron como escenario la ciudad capital, sino que tambien encontraron eco en el interior del país. Por ejemplo, en el estado Vargas los comerciantes comenzaron a bajar sus santamaría una a una, mientras que otros colocaban símbolos que denotaban el luto con banderines negros.
«Uno no consigue palabras para poder expresar lo que se siente ante un crimen de esta naturaleza. Los comerciantes no encontramos mejor forma de expresar nuestro malestar, nuestra solidaridad, nuestra posición, sino cerrando nuestros negocios», dijo el comerciante Jorge Amundaraín.
Las protestas y manifestaciones de apoyo a la familia Faddoul, también se hicieron sentir en Puerto Ordaz, donde los guayaneses salieron a mostrar su indignación ante la muerte de los tres adolescentes y el chofer. En la marcha se pudieron escuchar consignas como «respeto a la vida», «justicia» y «paz para el país».
La otra manifestación fue protagonizada por los alumnos de la Universidad Católica Andrés Bello, quienes consideraron que ahora los jóvenes son el blanco de la violencia, por lo que caminaron desde esa casa de estudios hasta la redoma de Chilemex, lugar en el que se unieron a los vecinos.
Con Información de Nadeska Noriega y Sailú Uribarrí Núñez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.