Mató a su mamá y la puso en el congelador

Una mujer de 26 años de Colonia (oeste de Alemania) confesó haber asesinado a su progenitora, de 61 años.
La víctima llevaba años gravemente enferma y precisaba asistencia continuada, explicaron hoy fuentes policiales.
La presunta homicida declaró haberla matado por sentirse desbordada por la situación y explicó que la estranguló.
La fiscalía ha emitido orden de prisión preventiva por sospecha de asesinato por bajos motivos.
El cadáver fue descubierto al alertar a la policía una conocida de la víctima de que llevaba meses sin verla y que al preguntarle a su hija ésta le había dado explicaciones confusas.
Berlín
Con información de Efe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.