Inician campaña xenófoba en Los Angeles

J. Jaime Hernández
El Universal
Viernes 28 de abril de 2006
LOS ÁNGELES.- El grupo antiinmigrante Guardianes de la Frontera pidió al neonazi Movimiento Nacional Socialista (NSM) iniciar una campaña violenta contra indocumentados y sugirió una serie de medidas para intimidar a la inmigración ilegal.
«Haga que cada extranjero ilegal sienta el calor de ser un fugitivo y una persona sin estatus apropiado. Estoy segura de que hay muchas formas de hacerlo. He escuchado que en el sur están golpeando a los ilegales y por eso las fábricas de textiles han cerrado. Usen su imaginación.», dice uno de los 11 puntos que Laine Lawless, dirigente de esta organización, envió a través de un correo electrónico a Mark Martin, el llamado comandante SS de la unidad neonazi en Ohio.
El mensaje, interceptado por el proyecto de inteligencia de la organización Southern Poverty Law Center (SPL), que se encarga de monitorear a los grupos extremistas en el país, fue reproducido ayer por el diario angelino La Opinión.
A través de su correo electrónico, titulado «How to get rid of them» (cómo hacer para librarnos de ellos) y enviado el pasado 3 de abril, Lawless sugiere 11 medidas entre las que se encuentra golpear y robar a los indocumentados cuando vayan al banco.
De acuerdo con el SPL, Mark Martin reenvió las sugerencias de Lawless a través del boletín interno de la NSM, un grupo antisemita con representación en 30 estados del país y que también se hace llamar el Partido Nazi de Estados Unidos.
Otras sugerencias de Lawless en su correo electrónico está «intimidar» a quienes contratan a indocumentados y «presionar» a alcaldes, municipios y departamentos de policía para que envíen al Servicio de Inmigración a los indocumentados que detengan.
Como en Phoenix
Además de «sabotear las cosas que les gustan a los latinos», como se hizo, recordó, en Phoenix, Arizona, cuando se derribó la torre de transmisión de una estación de radio en español.
Entre los 11 puntos se sugiere también «crear propaganda anónima y falsa» que advierta que cada persona que cruce de manera ilegal la frontera será «tiroteado, mutilado o seriamente afectado», así como «desalentar que los niños de habla hispana vayan a las escuelas».
Lawless fue en 2004 miembro del grupo original del antiinmigrante Proyecto Minuteman en Arizona, la agrupación fundada por Chris Simcox y Jim Gilchrist.
La posición de estos grupos se suma a las recientes amenazas contra funcionarios latinos, como el alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, y el vicegobernador de California, Cruz Bustamante.
Adicionalmente, un grupo antiinmigrante busca llevar a elección especial en el este de Los Ángeles una propuesta de ley para prohibir la renta de viviendas a inmigrantes indocumentados y el cierre de centros de jornaleros, entre otras medidas. La iniciativa fue presentada ante el concilio de la ciudad de San Bernardino por dirigentes de la organización Save Our Sate (Salvemos Nuestro Estado), luego de conseguir 3 mil 150 firmas de votantes registrados. (Con información de agencias)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.