Militarizado control fronterizo en EE.UU.

EFE
WASHINGTON.- George W. Bush ha anunciado en un discurso a la nación que enviará 6.000 efectivos de la Guardia Nacional a la frontera con México de forma temporal para intentar atajar la inmigración ilegal. Dice que las autoridades de EEUU no tienen «pleno control» de la zona.
En el Despacho Oval, el presidente de EEUU explicó que el despliegue se hará en coordinación con los gobernadores de los estados afectados —California, Texas, Arizona y Nuevo México— hasta que hacia 2008 se complete el adiestramiento de igual número de agentes de la Patrulla Fronteriza.
Las tropas tendrán como misión ayudar a este organismo en la gestión de sistemas de vigilancia, el análisis de información de inteligencia, la instalación de barreras, la construcción de carreteras para las patrullas y el adiestramiento de agentes.
No participarán, en cambio, en tareas de detención. Con esta aclaración, el presidente quiso atajar los temores de que los soldados se pudieran convertir en meros agentes de la ley, una preocupación que habían expresado algunos legisladores.
También habían surgido rumores en los últimos días sobre la posibilidad de que el envío de la Guardia Nacional se hiciera de forma permanente y la frontera quedara militarizada, algo que el propio Bush ha desmentido.
Su discurso coincide con la reanudación en el Senado del debate para la reforma completa del sistema migratorio, que incluye el endurecimiento de la seguridad en la frontera y la creación de un programa de trabajadores temporales que abra una puerta a la regularización de buena parte de los casi 12 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula que viven en EEUU.
Para Bush, la reforma debe basarse en los siguientes puntos:
Bush, tras su discurso. (Foto: EFE)
Seguridad fronteriza. Envío de 6.000 efectivos de la Guardia Nacional durante un máximo de dos años, mientras se amplía por en mismo número la Patrulla Fronteriza. Construcción de vallas, aumentos de caminos de patrullas y barreras, así como más sensores y aviones no tripulados para la vigilancia. Aumento de camas en los centros de detención de inmigrantes ilegales.
Programa de trabajadores temporales. Cada trabajador deberá pasar un examen sobre antecedentes penales y volver a su hogar al concluir su permanencia.
Responsabilidad del contratador. Los trabajadores deberán contar con una tarjeta de identificación biométrica a prueba de falsificaciones que pueda ser verificada por sus patrones.
Solución que impida deportaciones masivas. Los inmigrantes que deseen quedarse tendrán que pagar multas por haber violado la ley, pagar sus impuestos, aprender inglés y haber ocupado un puesto de trabajo durante un número determinado de años.
Reforma integral acordada por el Congreso. Debe resolver los problemas de manera conjunta. El debate tiene que realizarse de manera racional y respetuosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.