Fujimori en libertad provisional

ENRIQUE GUTIERREZ CORRESPONSAL
El ex presidente peruano, Alberto Fujimori, al salir ayer de la Escuela de Gendarmería de Santiago, donde estuvo recluido desde el pasado 7 de noviembre a la espera de que la justicia chilena resuelva un proceso de extradición Foto Ap
Santiago, 18 de mayo. La Corte Suprema de Chile concedió hoy la libertad provisional al ex presidente peruano Alberto Fujimori, que llevaba seis meses detenido por un proceso de extradición que se le sigue a solicitud del gobierno de Perú. Si bien se le impuso una orden de arraigo, el Estado peruano temía que pudiera darse a la «fuga».
Fujimori, de 67 años, abandonó esta tarde la prisión tras pagar una fianza equivalente a 2 mil 800 dólares y se declaró «satisfecho, contento y tranquilo» por el fallo de los magistrados de la segunda sala penal de la Corte, cuatro de ellos que votaron en favor de su libertad y uno en contra.
Decenas de peruanos exiliados protestaron por la liberación de Fujimori, y otro tanto de manifestantes se apostaron frente a la embajada de Chile en Lima al grito de «Chile devuelve al asesino».
Sin embargo, la resolución judicial asentó que «la libertad del requerido no es un peligro para la seguridad de la sociedad ni de las víctimas y no entorpecerá las diligencias pendientes».
En Lima, el candidato presidencial nacionalista Ollanta Humala declaró que la liberación «preocupa mucho a los peruanos», que en este tema está claro que Fujimori deberá pasar antes por el Poder Judicial si quiere retornar al país y llamó a no politizar el asunto.
El socialdemócrata Alan García, que encabeza las encuestas para la segunda vuelta presidencial, estimó que la libertad otorgada al ex mandatario en Chile carece de relevancia para el actual proceso electoral. Dijo que ese tema debe ser resuelto por el Poder Judicial y que seguramente en Chile no hay temor de que se escape.
Fujimori permaneció recluido en la Escuela de Gendarmería de Santiago desde el 7 de noviembre pasado, un día después de su sorpresivo arribo a Chile procedente de Japón, donde estuvo exiliado al amparo de su doble nacionalidad después que a finales de 2000 abandonó el país en medio de un escándalo de corrupción.
Perú inició un proceso de extradición desde enero con la presentación de 12 cargos en su contra, en que se le involucra en actos de corrupción y graves violaciones a los derechos humanos. No obstante, su defensa en todo momento estuvo reclamando su libertad provisional, hasta que ésta se concretó este jueves.
Entre los principales cargos contra el ex mandatario destacan la matanza de 15 personas en la zona limeña de Barrios Altos en 1991; el asesinato de nueve estudiantes y un profesor de la Universidad de La Cantuta por paramilitares; y una indemnización ilegal de 15 millones de dólares a su ex asesor Vladimiro Montesinos.
Mientras en la familia de Fujimori y de sus seguidores como la legisladora Martha Chávez había júbilo, el abogado del Estado peruano, Alfredo Etcheberry, señaló que este fallo «aumenta las posibilidades de fuga».
También la cancillería peruana y la Procuraduría Anticorrupción se preocuparon, ya que Fujimori podría refugiarse en la embajada japonesa en Santiago. El jurista Javier Valle Riestra no descartó que Fujimori pudiera ser expulsado a Japón.
Pero Fujimori aseguró que residirá por ahora en Chile mientras concluye su proceso al confiar en la justicia local. A su vez, el gobierno chileno dijo que se atenía a lo que digan los ministros de justicia en este caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.