69 periodistas tienen escoltas en Colombia

Agobiados por amenazas diversas, docenas de periodistas colombianos reciben protección del Estado y centenares han sido entrenados en técnicas de autoprotección, informó el ministro de Interior y Justicia, Sabas Pretelt
«La libertad de prensa no se puede quedar en retórica. Hay que proteger a los periodistas», dijo el ministro al informar al Senado que en 2004 hubo 124 periodistas bajo un programa de protección, 113 en 2005 y este año hay 69.
Los amenazados por guerrillas, paramilitares, políticos y delincuentes son reubicados dentro y fuera de Colombia, algunos en viviendas blindadas, y existen 20 vehículos a su servicio, teléfonos móviles y escoltas, precisó en el debate registrado la noche del miércoles en el senado.
A pesar de las medidas de seguridad el año pasado fueron asesinados dos periodistas, a lo que el ministro expresó que «nos duele el asesinato de periodistas, tenemos que llegar a cero asesinatos».
Colombia figura entre los cinco países más peligrosos para ejercer la profesión periodística en una escala hecha por el Comité de Protección para Periodistas (CPJ) con sede en Nueva York.
De esa manera el ministro defendió al gobierno de las acusaciones de legisladores sobre amenazas y coacciones a la libertad de prensa e incluso intimidación por parte del presidente Alvaro Uribe por denuncias de corrupción en su administración.
Pretelt informó que una reciente encuesta entre 4.000 medios de comunicación realizada por la Facultad de Derecho de la Universidad de la Sabana, el 95% afirmó que nunca había recibido coacciones del gobierno.
En contraste, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) dijo en un informe correspondiente a los cuatro primeros meses de 2006 que las violaciones a la libertad de prensa en Colombia están en aumento.
Según las estadísticas de la FLIP, entre enero y abril se registraron 42 violaciones a la libertad de prensa, mientras en igual periodo de 2005 hubo 27.
«El periodo electoral fue uno de los factores influyentes en el aumento de las violaciones a la libertad de prensa, especialmente de las amenazas», dijo la FLIP que halló en marzo, mes de las elecciones para Congreso, el mayor número de amenazas.
«Las investigaciones periodísticas sobre candidatos al Congreso de la República o de temas sensibles a las campañas de los partidos, pusieron en la mira a los periodistas», dijo el organismo privado dedicado a la defensa de la libertad de prensa en Colombia.
Fuente: El Nuevo Herald
04.05.06

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.