2,2 millones de personas están presas en EE.UU.

ELIZABETH WHITE / AP
WASHINGTON
Las cárceles y prisiones agregaron más de 1,000 delincuentes cada semana durante un año, poniendo hasta el pasado verano casi 2.2 millones de personas, o uno de cada 136 residentes de Estados Unidos tras las rejas.
El total el 30 de junio del 2005 fue 56,428, más que en la misma fecha en el 2004, informó ayer el gobierno. Ese aumento del 2.6 por ciento, entre mediados del 2004 y del 2005, significa un aumento semanal de 1,085 presos.
Especialmente notable fue la adición de 33,539 presos en las cárceles, el aumento más grande desde 1997, dijo el investigador Allen J. Beck. Eso representó un 4.7 por ciento de crecimiento, comparado con un aumento de 1.6 por ciento de presos en prisiones estatales y federales.
Las prisiones representaron casi dos tercios de todos los presos, o 1.4 millones, mientras que el otro tercio, unos 750,000 estaban en cárceles locales, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas de Justicia.
Beck, jefe de estadísticas de prisiones, dijo que el aumento en el número de personas en las 3,365 cárceles locales se debe en parte, a su cambiante papel. Las cárceles a veces tienen presos de los sistemas federal y estatal, así como personas que aún no han comenzado a servir su condena.
»La población de las cárceles se compone cada vez más de individuos no convictos aún», dijo Beck. «Los jueces quizá están más renuentes a soltar a los acusados antes de un juicio».
El reporte de la agencia del Departamento de Justicia encontró que 62 por ciento de las personas en las cárceles no han sido convictas y muchas de las cuales están esperando juicio.
En general, 738 personas de cada 100,000 residentes fueron encarceladas, comparado con una tasa de 725 a mediados del 2004. Los estados con las tasas más altas fueron Luisiana y Georgia, con más de uno por ciento de sus poblaciones en las cárceles. Completando los cinco primeros estaban Texas, Mississippi y Oklahoma.
Los estados con las tasas más bajas fueron Maine, Minnesota, Rhode Island, Vermont y New Hampshire.
Los hombres tienen de 10 a 11 veces más probabilidades de estar en prisión o en la cárcel que las mujeres, pero el número de mujeres encarceladas estaba aumentando a un paso más rápido, dijo Paige M. Harrison, la coautora del reporte.
La composición racial de los presos cambió ligeramente en estos últimos años, dijo Beck. En el grupo de 25-29 años, un 11.9 por ciento de negros estaba en prisión o en la cárcel, comparado con 3.9 por ciento de los hombres hispanos y 1.7 por ciento de los anglos.
Marc Mauer, director ejecutivo de The Sentencing Project, que apoya alternativas a la prisión, dijo que las tasas de encarcelamiento para negros eran preocupantes.
«No es una señal de una comunidad sana cuando vemos el encarcelamiento a tales cifras».
Mauer también criticó las guías para las sentencias, que él afirma han eliminado las decisiones a discreción de los jueces y agregó que los arrestos por posesión de drogas y violaciones de la libertad condicional han atestado las cárceles.
»Si queremos ver reducida la población carcelaria, es necesario aplicar un enfoque más comprensivo en cuanto a las sentencias y las penas producto de las drogas», afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.