Presidente argentino pidió mano dura para militares

Néstor Kirchner ordenó investigar la conducta de quiernes rompieron filas para protestar contra el discurso que pronunció el lunes.
Algunos oficiales dieron el lunes la espalda al Jefe del Estado y se retiraron de la ceremonia, molestos por el contenido del mensaje de Kirchner.
El Presidente advirtió que no tolerará a los militares que reivindicaron «el terrorismo de Estado» de la última dictadura (1976-1983), y ratificó que hará una reforma «racional» del sistema de Defensa y de las Fuerzas Armadas, que apunta a «superar los oprobios del pasado».
Kirchner defendió al Ejército de los próceres argentinos «y no el de aquellos que asesinaron a sus hermanos: el Ejército de (los generales Jorge) Videla y (Leopoldo) Galtieri».
Las palabras del Presidente el lunes se referían al acto que organizó el miércoles pasado un grupo de oficiales del Ejército y de civiles en homenaje a las «víctimas» de la guerrilla izquierdista que actuó en el país en la década de 1970.
Tras el incidente, seis oficiales fueron sancionados con 40 días de arresto por asistir al acto, en el que participaron unas 3.000 personas, se acusó de «traidor» al hoy jefe del Ejército, general Roberto Bendini, y se reivindicó la represión desatada por la dictadura.
El hijo de Videla
El diputado oficialista Carlos Kunkel, que presenció el episodio del lunes, relató: «A unos 100 metros al costado del palco principal hubo algunas exteriorizaciones que, de alguna forma, se pueden entender como de reivindicación del terrorismo de Estado, pero fue una cuestión minoritaria».
Y aludió al hijo del ex dictador Jorge Videla, teniente coronel del mismo nombre, que se retiró de la ceremonia, en actitud que consideró»grave falta a la disciplina militar».
Buenos Aires
Con información de Efe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.