París otra vez bajo protestas

Montfermeil, Francia.- Grupos de jóvenes quemaron más de 10 vehículos y apedrearon a policías en la segunda noche de disturbios callejeros en los suburbios de París.
Los violentos arrojaron una bomba incendiaria contra un vehículo policial, que quedó carbonizado. Sus ocupantes apenas lograron escapar y uno de ellos fue hospitalizado, pero sus heridas no eran graves.
En total seis agentes sufrieron heridas leves y 13 personas fueron detenidas, según informó la policía, reseñó AP.
No obstante, la violencia no alcanzó la magnitud de la noche del lunes, cuando un grupo de 100 jóvenes arrojaron bombas incendiarias contra edificios públicos y coparon las calles armados con bates de beisbol, ocasionando que las Compañías Republicanas de Seguridad y las fuerzas de choque de la policía nacional utilizaran balas de goma para dispersarlos, con un saldo de nueve agentes heridos.
La revuelta retomó la ira de los suburbios marginados por el desempleo juvenil y las desigualdades raciales.
Ante esta situación, decenas de furgonetas de la policía vigilan Montfermeil, a 15 kilómetros de la Torre Eiffel, y el suburbio de Clichy-sous-Bois, centro de los desórdenes del año pasado, cuando fueron quemados más de mil vehículos en una sola noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.