Apresan a extorsionadores de ETA

ELMUNDO.ES | AGENCIAS
MADRID.- Las Policías francesa y española han asestado un gran golpe a la red de extorsión de la banda terrorista ETA. En una operación conjunta han desarticulado, con la detención de 12 personas, un aparato que actuaba desde hace 20 años recaudando el ‘impuesto revolucionario’. Entre los arrestados figura un fundador de la banda terrorista, Julen Madariaga, y el jefe de la red de financiación, Ángel Iturbe Abásolo.
El aparato desarticulado operaba en Francia y España desde hace 20 años, y su cometido era la gestión y recaudación del conocido como ‘impuesto revolucionario’ exigido a empresarios e industriales españoles, fundamentalmente en el País Vasco y Navarra, según el Ministerio de Interior. La operación, fruto de dos años de investigación, ha sido dirigida por los jueces Fernando Grande-Marlaska desde España y Laurence Le Vert, en Francia, y tiene su origen en un sumario de 1998, abierto por el juez Baltasar Garzón.
El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha precisado que los magistrados fijaron la fecha de la acción policial la pasada semana y que el Gobierno «la conocía».
La maquinaria de extorsión
Los detenidos en Francia, cinco hombres y dos mujeres de origen español, tienen edades comprendidas entre los 48 y 74 años, precisaron las fuentes. Todos ellos, entre los cuales hay al menos tres jubilados, llevaban vidas supuestamente legales e integradas en Francia, aunque la mayoría eran conocidos por ser simpatizantes de ETA y uno de ellos estaba más implicado en los movimientos independentistas.
Actualmente están en marcha los registros de las viviendas de los arrestados en presencia de los mismos, los cuales serán trasladados a lo largo del día a la comisaria de Bayona una vez que hayan concluido estas labores.
Fuentes del Ministerio de Interior señalan que Cau Aldanur, Larrañaga Arando, Uriarte Díaz de Guereñu, Sagarzazu Olazaguirre, y Badiola Zabaleta, se encargaban, bajo la dirección de Iturbe Abásolo, de coordinar y canalizar las peticiones exigiendo el pago del ‘impuesto revolucionario’ y de intermediar con los empresarios españoles. Operaban en el sur de Francia y también en España.
En España, según el Departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba, los miembros de la red de extorsión Elosúa Urbieta, Lúquin Vergara y Harocarene Camio establecían contacto con los extorsionados, activaban el ‘proceso de negociación’, articulaban plazos y vías seguras de pago, entregaban los recibos, distribuían y ponían en circulación las cartas de extorsión y, en algunos casos, recibían el dinero, actuando también como ‘enlaces’. Desde este país también se dedicaban a hacer desaparecer ese dinero trasladándolos a paraísos fiscales.
Ángel Iturbe Abásolo. Responsable del aparato de extorsión.
——————————————————————————–
Detenidos en Francia
Siete de los doce arrestados han sido detenidos en los Pirineos Atlánticos, en el suroeste de Francia, y en su mayoría residían en las localidades vascofrancesas de Biarritz y Bayona (suroeste). Al frente de la red se encontraba Ángel María Iturbe Abásolo, ‘Ikula’, de 53 años y hermano del que fuera máximo dirigente de ETA, ‘Txomin’. En Francia también han sido detenidos el histórico Julen Kerman Madariaga y Aguirre, cofundador de ETA y miembro de Aralar; Eloy Uriarte Díaz Guereñu, ‘Señor Robles’, imputado por Garzón por pertenencia a banda armada; María Izaskun Gantxegi Arruti; María Cristina Larrañaga Arando; José Luis Cau Aldanur y José Ramón Badiola Zabaleta.
Julen Madariaga. Fundador de ETA.
——————————————————————————–
En España
Los otros cinco miembros de la red de extorsión detenidos son Joseba Imanol Elosúa Urbieta, José Carmelo Luquín Vergara, Ramón Sagarzazu Olazaguirre, Jean Pierre Harocarene Camio y Ignacio Aristizábal Iriarte. [MÁS INFORMACIÓN SOBRE LOS DETENIDOS]
Amenazas a empresarios
Fuentes de la Audiencia Nacional explicaron que todos los detenidos actuaban presuntamente como intermediarios para hacer llegar a ETA lo recaudado por el llamado ‘impuesto revolucionario’ y que, según denuncias de empresarios navarros, la banda terrorista ha tratado de recaudar a pesar del alto el fuego del 22 de marzo.
Menos de un mes después de declararse la tregua, el pasado 13 de abril, se denunció por primera vez durante la tregua que un grupo de empresarios navarros había recibido cartas de ETA reclamándoles dinero. Días después, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, declaró que el alto el fuego era ‘real’ y que cubría ‘todos los aspectos’.
La última denuncia fue realizada la pasada semana por el presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra, José Manuel Ayesa. Éste advirtió que empresarios vascos habían recibido una nueva remesa de cartas amenazantes. El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha señalado a este respecto que se sigue investigando la existencia de estas misivas.
El pasado domingo, EL MUNDO informó de que a finales del mes de mayo dos etarras legales (no fichados por la Policía) recogieron 60.000 euros en un bar de San Sebastián y los llevaron hasta una casa situada en los alrededores de Bayona. Ambos estaban siendo controlados por la Policía, que pudo así constatar que la organización terrorista mantiene activa la extorsión y sigue cobrando el llamado impuesto revolucionario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.