ONU y EE.UU. discrepan sobre extensión de cultivos ilícitos en Colombia

Informes de la ONU y E.U. sobre cultivos de coca en Colombia, cada vez más distantes
Según el sistema Simci, en 2005 se registraron 86 mil hectáreas del cultivo, es decir 58.000 menos que las registradas por el Departamento de Estado.
Aunque las cifras de Estados Unidos y la ONU sobre las hectáreas sembradas de coca en Colombia nunca han coincidido, este año los informes de ambos registraron su mayor diferencia en los últimos cinco años.
Esa es una de las principales conclusiones de la presentación del informe Simci (Sistema de Monitoreo de Cultivos Ilícitos), de la Oficina contra la Droga y el Delito de las Naciones Unidas y del gobierno colombiano. Según el estudio, los cultivos pasaron de 80 mil hectáreas en el 2004 a 86 mil en el 2005.
Una cifra que difiere con la entregada en abril pasado por el Departamento de Estado de E.U., cuando señaló que los cultivos de coca pasaron de 114 mil hectáreas en el 2004, a 144 mil en el 2005.
En los años 2003 y 2004, los informes de la ONU y E.U. habían empezado a parecerse en las tendencias. Mientras para el Simci en ese lapso los cultivos pasaron 86.000 hectáreas a 80.000; para E.U. las hectáreas crecieron de 113.000 a 114.000, es decir en términos generales el área sembrada, para ambos, permaneció estable.
En todo caso, el estudio presentado ayer habla de un crecimiento de 6.000 hectáreas. Es decir en tres años, los esfuerzos de fumigación no han podido reducir el tope de las 80.000 hectáreas de coca.
‘Moderado incremento’
El subsecretario general de la ONU, Antonio María Costa, que asistió a la presentación del estudio en Bogotá señaló que no entraría a discutir las diferencia en las cifras, pero indicó que sí se puede hablar de un moderado incremento del 8 por ciento.
A su vez, el ministro del Interior y Justicia, Sabas Pretelt de la Vega, dijo que una de las zonas que muestra mayor incremento es Nariño y por eso se concentraron las labores de erradicación allí, con 54 mil hectáreas asperjadas en el 2005.
Así mismo, Pretelt señaló que del total de hectáreas, 64 mil son cultivos nuevos, que no habían sido fumigados antes y por lo tanto, Colombia ya tramita ante Estados Unidos una ayuda adicional para poder doblar el número de fumigaciones en el 2007.
Pese a los esfuerzos, Colombia sigue siendo el mayor productor de coca en el mundo, con el 54 por ciento total del cultivo.
Los métodos de medición
El sistema de monitoreo de cultivos ilícitos de la ONU y Colombia se basa en la interpretación de imágenes satelitales. Para el último estudio se tuvieron en cuenta 68 imágenes de diferentes tipos tomadas en todo el territorio nacional, con excepción de San Andrés y Providencia.
La identificación de las áreas sembradas con coca se hace a través del análisis de las imágenes, teniendo en cuenta características espectrales como forma, textura, y alrededores.
La persona que interpreta las imágenes tiene un gran conocimiento del área.
En el caso del gobierno estadounidense (información que procesa la CIA, en coordinación con el Departamento de Estado y la Oficina del Zar Antidrogas), también emplea mecanismos de satélite, con corroboración en el terreno de las hectáreas sembradas.
Las imágenes de los cultivos son fotografiadas, pero también se tienen en cuenta los cultivos que están bajo los árboles y que son comprobados con información de inteligencia humana. Es decir, se hacen cálculos y proyecciones. Este sistema se complementa con sobrevuelos en las zonas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.