Equipajes de mano general vulnerabilidad en aviación comercial

Está claro que las medidas de seguridad en los aeropuertos se vieron incrementadas desde los tristes acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, pero ¿realmente se están adoptando todas las medias necesarias para tratar de eliminar las posibles amenazas a los que estamos expuestos?
En octubre de 2004 la Administración de Seguridad en el Transporte, la agencia norteamericana encargada de proteger los aviones, concluye que “la amenaza más peligrosa para la aviación comercial no es tanto lo que los malos transporten, sino los propios malos.
Pero bajo mi modesta opinión, no se debe considerar sólo a los malos la amenaza más peligrosa, sino que también lo que se puede transportar debe ser considerado con el mismo nivel de amenaza.
El 4 de diciembre de 2001 se adoptan una serie de medidas de seguridad en los aeropuertos, tales como:
1) llevar a cabo en los mostradores de facturación un control de la identidad del pasajero para comprobar que coincide con el nombre de la persona que emite el billete.
2) solicitar la tarjeta de embarque antes de acceder a la zona restringida a través de un filtro de seguridad.
3) antes de pasar a través del arco detector de metales nos hacen despojarnos de todo aquello que llevamos en los bolsillos, incluso nos tenemos que quitar el cinturón.
4) todo el equipaje de mano es inspeccionado mediante Rayos-X, y existe una lista de objetos prohibidos como armas, réplicas de estas, cubiertos, cortaúñas, etc., etc., etc.
5) y otra serie de medidas ya dentro del área restringida, como control aleatorio de equipajes de mano, pasajeros, etc.
Y todo esto a que viene, pues bien, en varios de los últimos viajes que he realizado y en los cuales he tenido que volar para poder llegar a mi destino, me he encontrado con varias situaciones en las cuales las medidas de seguridad adoptadas en los aeropuertos no se cumplen en su totalidad.
Al llegar a la zona donde todo el equipaje de mano es inspeccionado y al pasar este a través de los Rayos-X, se descubre que ciertos elementos pasan por el control sin el mayor problema, pudiendo ser estos utilizados como armas dentro de un avión.
Pero si uno lo desea, estos elementos no hace falta adquirirlos fuera de los aeropuertos, ya que una vez pasado el control, de equipajes de mano, se pueden adquirir en las tiendas y restaurantes de las zonas restringidas, más conocidas por DUTY FREE.
Estos elementos no son más que todo tipo de botellas de cristal, las cuales no deberían ir como equipaje de mano, ya que suponen una seria amenaza si están en manos de quien pueda hacer un uso indebido de ellas como armas.
Esperemos que las medidas de seguridad implantadas se lleven a rajatabla, aunque en algunos momentos puedan suponer un serio trastorno para los pasajeros, por el bien de la seguridad de los que usamos y disfrutamos de los vuelos.
Para finalizar ,podemos sacar como conclusión que se ha bajado la guardia con respecto al control que se hace en los aeropuertos de todo aquello que se lleva como equipaje de mano, y que es una vulnerabilidad muy seria, que aquellos que son una seria amenaza sabrán aprovechar en el momento más inesperado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.