México en contra de aplicar pena de muerte a Arellano

Ciudad de México. Si eventualmente el presunto capo de la droga Francisco Javier Arellano Félix fuera juzgado y sentenciado a pena de muerte en Estados Unidos, México buscaría impedir su ejecución como lo hace con cualquier otro de sus ciudadanos, dijo el canciller Luis Ernesto Derbez.
«México no acepta la pena de muerte, no está de acuerdo en esto como castigo en cualquier situación», señaló el jefe de la diplomacia mexicana, citó AP.
Añadió que independientemente de quién sea Arellano Félix, considerado uno de los líderes del Cartel de Tijuana, «la posición mexicana será idéntica» como con otro ciudadano y en caso de que hubiese una sentencia de pena de muerte el Gobierno trataría de que se conmutara.
Arellano Félix, apodado «el Tigrillo», fue detenido por autoridades estadounidenses la semana pasada cuando pescaba en aguas internacionales frente a costas mexicanas, con lo que a juicio tanto de México como de Estados Unidos el Cartel de Tijuana quedaba prácticamente desmantelado.
Autoridades estadounidenses informaron esta semana que podrían solicitar la pena de muerte para el presunto cabecilla del narcotráfico.
México ha dicho que pedirá la extradición del Tigrillo, sin embargo primero tiene que ser juzgado y en su caso sentenciado en Estados Unidos.
Los gobiernos de ambos países consideran que el Cartel de Tijuana, que hasta hace algunos años fue la organización más poderosa del narcotráfico mexicano, era dirigido por los hermanos Arellano Félix, siete hombres y cuatro mujeres.
De todos ellos, tres (Francisco Rafael, Benjamín y Francisco Javier) se encuentran ahora en prisión y uno más (Ramón) fue asesinado en un enfrentamiento con policías en febrero de 2002.
De acuerdo con la Procuraduría General de México, la «operadora financiera» (lavadora de dinero) del cartel es Enedina Arellano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.