Bush exige coraje ante conflicto iraquí

Bush exige coraje ante conflicto iraquí
Washington.- El presidente George W. Bush considera que el nuevo esfuerzo de seguridad liderado por Estados Unidos en Bagdad tardará «meses, no días o semanas», en obtener resultados, en momentos en que la guerra en Irak cumple su cuarto aniversario.
Bush reconoció que el combate «era difícil», pero reclamó «coraje y determinación» a los estadounidenses y exaltó el «sacrificio» de sus tropas, citó Efe.
«Ante los desafíos existentes en Irak, concluir que nuestra mejor opción sería empacar y volver a casa sería tentador… pero creo que las consecuencias serían devastadoras para la seguridad estadounidense», fue la respuesta de Bush a los intentos de sus adversarios demócratas, mayoritarios en el Congreso, de apresurar el retorno de los soldados.
Según la cadena CNN, poco más de 30% de los estadounidenses sigue apoyando la guerra. Eran más de 70% cuando comenzaron las hostilidades.
El cuarto aniversario coincide con una prueba de fuerza que enfrenta Bush en el Congreso. La Cámara de Representantes abre mañana el debate sobre una ampliación presupuestaria para financiar las operaciones militares en Irak y Afganistán. Los demócratas quieren incluir en la ley un calendario de retiro antes del otoño boreal de 2008.
Bush ya advirtió que recurriría al derecho de veto presidencial si fuera necesario. El Congreso tiene «la responsabilidad» de aprobar la ampliación presupuestal «sin restricciones y sin retraso», dijo.
«Triunfar en Irak no será fácil… Cuatro años después del comienzo de la guerra, el combate es difícil, pero podemos ganar. Ganaremos si tenemos el coraje y la determinación de ir hasta el final», agregó Bush en su mensaje de ocho minutos.
El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, y el comandante estadounidense en Irak, general David Petraeus, con los que Bush se comunicó a través de videoconferencia, dijeron que los resultados del plan se verían «en meses, no en días o semanas».
En la actualidad hay unos 140.000 soldados de EEUU en el país árabe. Han muerto más de 3.200 desde el 19 de abril de 2003.
Bush también lanzó un mensaje de apoyo al Gobierno iraquí e indicó que los líderes iraquíes «comienzan a cumplir» algunos de los compromisos establecidos para lograr la «reconciliación política».
La secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, afirmó que comprende la decepción de muchos ciudadanos iraquíes y estadounidenses.
Argumentó que es un proceso muy difícil sacar a un país de la tiranía y la violencia y llevarlo a un punto en el que todos los problemas se resuelven políticamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.