Lanzan ofensiva contra Al Qaeda

Fuerzas de EEUU en Irak lanzan nueva ofensiva contra Al Qaeda
Bagdad.- Tropas iraquíes y estadounidenses lanzaron el martes una serie de operativos contra Al Qaeda en Irak, después de una escalada de ataques suicidas que según las fuerzas de seguridad son un intento por revivir la violencia sectaria.
«Trabajando de cerca con las fuerzas de seguridad iraquíes, continuaremos la búsqueda de militantes de al Qaeda y otros extremistas donde quiera que intenten buscar refugio», dijo el teniente general estadounidense Raymond Odierno, en una declaración anunciando el inicio de la ofensiva apodada Operación «Phantom Phoenix».
Odierno dio pocos detalles sobre la nueva ofensiva, pero dijo que comprende una serie de «operaciones conjuntas entre fuerzas iraquíes y divisiones de la coalición para perseguir y neutralizar los remanentes de Al Qaeda en Irak y otros elementos extremistas».
El líder militar, que comanda las acciones diarias de las tropas de Estados Unidos en Irak, no dijo en qué se diferenciaba la Operación Phoenix de las actuales actividades de las fuerzas del país norteamericano para contrarrestar a Al Qaeda en Irak.
El Ejército estadounidense dijo que Al Qaeda ha sido seriamente afectada pero que tiene aún la capacidad de lanzar ataques «espectaculares» que causan numerosas víctimas.
La red insurgente, dijo el Ejército, está ahora tratando de atacar a las patrullas de sunitas respaldadas por Estados Unidos, que incluyen a ex combatientes insurgentes que se volvieron en contra de la línea dura islámica y la violencia de Al Qaeda.
Las operaciones estadounidenses de contra insurgencia en la segunda mitad del 2007 lograron sacar a Al Qaeda fuera de Bagdad, reseñó Reuters.
Los combatientes del grupo terrorista se trasladaron hacia el norte a las provincias de Nineveh y Salahuddin, y todavía operan en áreas al sur de Bagdad y en la ciudad de Baquba, 65 kilómetros al norte de la capital.
El comandante del Ejército de Estados Unidos, el general David Petraeus, dijo el mes pasado que sus fuerzas perseguirían implacablemente a Al Qaeda, grupo al que ha llamado el «enemigo más significativo que enfrenta Irak», pese a la muerte de cientos de sus combatientes y líderes.
Odierno señaló que la Operación Phoenix incluiría un componente económico «diseñado para mejorar la entrega de servicios esenciales, desarrollo económico y capacidad de gobierno local».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.