Papa reza por víctimas de violencia

Papa reza por víctimas de violencia en el mundo
Ciudad del Vaticano.- El papa Benedicto XVI llamó a hallar «soluciones que salvaguarden el bien y la paz» en Tíbet, Medio Oriente y regiones de África en su mensaje de Pascua transmitido desde la plaza San Pedro frente a miles de fieles empapados por la lluvia.
La máxima autoridad de la Iglesia católica deseó que «la fuerza de la renovación del misterio pascual» se manifieste «en todas las partes del mundo» con motivo de la Pascua, principal festividad del cristianismo con la que se conmemora la resurrección de Cristo, destacó AFP.
«Cómo podemos olvidarnos de pensar en este momento en algunas regiones africanas, como Darfur o Somalia, en el atormentado Medio Oriente, y en especial en Tierra Santa, Irak, Líbano y finalmente Tíbet, regiones para las que animó la búsqueda de soluciones que salvaguarden el bien y la paz», dijo.
Hizo hincapié en que, para los cristianos, la Pascua es «un llamado a convertirnos al amor», «una invitación a vivir rechazando el odio y el egoísmo».
El Papa hizo el miércoles un llamamiento al «diálogo» y la «tolerancia» recíproca en Tíbet durante su audiencia general tras guardar silencio durante varios días. China hizo oídos sordos a sus llamados.
El Papa pronunció luego sus mejores deseos de Pascua en 63 idiomas, entre ellos el chino, el árabe y el latín, y su tradicional bendición Urbi et orbi (a la ciudad y al mundo).
Miles de peregrinos protegidos de la lluvia con paraguas lo escucharon frente a la Basílica de San Pedro. «Consideremos (esta lluvia) como un don de Dios», improvisó el Papa.
Las festividades de Pascua de este año están dedicadas a la libertad religiosa. En el Viacrucis de Viernes Santo se habló de los «mártires» de la Iglesia en China, cuya pequeña Iglesia católica está dividida entre un brazo clandestino fiel al Papa y otro oficial sometido a las autoridades políticas.
El acontecimiento más imprevisto de estas celebraciones pascuales fue el bautismo por Benedicto XVI de Magdi Allam, periodista italiano de origen musulmán conocido por sus polémicas contra el islamismo.
Magdi Allam, nacido en Egipto en 1952, editorialista en el Corriere della Sera, optó por el nombre de «Cristiano».
Allam, quien es partidario de Israel y a quien una vez un diario israelí llamó un «musulmán sionista», ha vivido bajo custodia policial después de recibir amenazas de muerte, particularmente luego de que criticó la posición de Irán ante Israel.
Allam escribió: «la raíz del mal es innata en un islamismo que es psicológicamente violento e históricamente conflictivo».
Su conversión la catalogó como «el día más feliz de mi vida».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.