Ignoran llamado de la OEA

Oposición boliviana ignora llamamiento de la OEA
La Paz.- Los dirigentes opositores de Santa Cruz rechazaron la posibilidad de suspender el referendo para ratificar un estatuto de autonomía pese a las exhortaciones de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y los llamados del Gobierno de entablar un diálogo para dirimir las diferencias con los líderes de esa región.
«No será la OEA la que parará el referendo. El 4 de mayo la consulta va a realizarse, aunque se reúnan todas las organizaciones internacionales», manifestó el secretario de Autonomías de la prefectura de Santa Cruz, Carlos Dabdoud, en declaraciones que publicó el diario cruceño El Deber, indicó AP.
El Gobierno boliviano, que califica como «ilegal y separatista» el estatuto autonómico y el proceso para validarlo urdido por Santa Cruz, aboga por que lo detengan y los opositores dialoguen para resolver las divergencias con el presidente Evo Morales.
El referendo, que no cuenta con el aval de la Corte Nacional Electoral ni con respaldo jurídico, no contará con la participación de observadores internacionales y sus organizadores contrataron a una empresa extranjera para el recuento de votos, según dijo el ministro de Defensa, Walker San Miguel.
A su vez el Gobierno de Bolivia dijo que es «imposible ignorar» a la OEA, que pidió tanto al Ejecutivo de Evo Morales como a la oposición regional señalar «fecha y lugar» para iniciar un proceso de diálogo previo al referendo, dijo Efe.
Pedido de observadores
Por su parte el presidente del Senado de Bolivia, el opositor Oscar Ortiz, pidió a los países latinoamericanos y europeos que acrediten misiones para evitar la violencia para la jornada del referendo autonómico convocado en el departamento de Santa Cruz el 4 de mayo.
«Me reuní con los representantes de los países europeos y de los países latinoamericanos y a ambos grupo les pedí que por lo menos envíen misiones diplomáticas», ya que el Gobierno de La Paz ha rechazado la presencia de observadores al considerar ilegal la consulta, dijo Ortiz, reseñó AFP.
Ortiz, de visita en México, acusó de nuevo al presidente boliviano Evo Morales de querer provocar la violencia durante la jornada electoral, en la que grupos oficialistas prevén viajar hasta Santa Cruz. «El Gobierno quiere que los titulares de los medios sea Jornada violenta», afirmó.
El senador consideró que las legaciones diplomáticas en La Paz pueden enviar a Santa Cruz a miembros de su personal, ya que «si están presentes, estoy seguro de que el Gobierno no se va a animar a promover esta violencia».
Mientras tanto el secretario para Asuntos Políticos de la OEA, el ex canciller argentino Dante Caputo, se ofreció para volver a Bolivia y retomar las gestiones de mediación que ya exploró en dos visitas realizadas durante el mes de abril, a fin de sentar gobierno y oposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.