Aumenta cifra de muertos

Cifra de muertos por ciclón en Myanmar llega a cerca de 22.500
Rangun.- El Gobierno militar de Myanmar elevó hoy la cifra de muertos por el ciclón Nargis a cerca de 22.500, con otros 41.000 desaparecidos, casi la mitad de ellos por una gran tormenta que arrasó el delta de Irrawaddy.
De los muertos, sólo 671 fueron en la antigua capital, Rangún, y sus distritos periféricos, dijo la radio estatal, confirmando a Nargis como el peor ciclón que sacudió Asia desde 1991, cuando 143.000 personas perdieron la vida en Bangladesh, indicó Reuters.
«Más muertes fueron ocasionadas por la marea que por la tormenta misma», dijo en una conferencia de prensa el ministro de Ayuda y Reasentamiento, Maung Maung Swe, en la ciudad cubierta de escombros, en donde comenzaban a escasear los alimentos y las provisiones de agua.
«La ola fue de hasta 3,5 metros de altura y arrasó e inundó la mitad de las viviendas en los poblados bajos», agregó, dando la primera descripción detallada del ciclón del fin de semana. «No tuvieron a dónde huir», agregó.
El ministro de Información, Kyaw Hsan, dijo que el Ejército está «haciendo todo lo posible», pero analistas afirmaron que podría haber consecuencias negativas para los gobernantes militares de la antigua Birmania, que se enorgullecen de su capacidad para lidiar con cualquier desafío.
«El mito que proyectaron acerca de estar bien preparados ha sido totalmente destruido», dijo el analista político Aung Naing Oo, quien huyó a Tailandia luego de un levantamiento de 1988, aplastado brutalmente. «Esto podría tener un tremendo impacto político a largo plazo», agregó.
El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, instó al Gobierno militar a aceptar equipos de respuesta en desastres estadounidenses y dijo que su país estaba preparado para «hacer mucho más» para ayudar.
«La junta militar debe permitir nuestros equipos de evaluación de desastres en el país», declaró Bush.
Reflejando la escala del desastre, la junta gobernante dijo que postergaría al 24 de mayo un referendo constitucional en las áreas más afectadas de Rangún y el extendido delta de Irrawaddy, divulgó Reuters.
Sin embargo, la televisión estatal indicó que la votación del 10 de mayo sobre la constitución, parte de la «hoja de ruta a la democracia» del Ejército, intensamente criticada, procedería según lo planeado en el resto de la nación del sudeste asiático, que está bajo dominio militar desde hace 46 años.
Gobiernos occidentales han condenado los planes políticos del Ejército, especialmente luego de la sangrienta represión de las protestas lideradas por monjes budistas en septiembre pasado.
Más temprano, el ministro de Relaciones Exteriores, Nyan Win, dijo en la televisión estatal que sólo en Bogalay, una ciudad 90 kilómetros al sudoeste de Rangún, murieron 10.000 personas.
El Gobierno levantó los estados de emergencia en tres de los cinco estados declarados zonas de desastre y algunas partes de las regiones más afectadas de Rangún e Irrawaddy.
El ministro de Información aseguró que el Gobierno tiene suficientes reservas de arroz pese a los daños al grano almacenado en el inmenso delta, conocido desde hace 50 años como la «cuenca de arroz de Asia», cuando Birmania era el mayor exportador de arroz del mundo.
El total de personas que perdió su vivienda tras el azote de la tormenta, que registró vientos de 190 kilómetros por hora y lluvias torrenciales, llegaba a varios cientos de miles, dijo la ONU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.