Escenografía calcinada

Los Ángeles, California. Cientos de bomberos luchaban por apagar el fuego que arropaba parte de los escenarios del Universal Studios, antes del amanecer del 1 de junio. Según informaron las autoridades bomberiles de ese condado, el siniestro comenzó en un estudio de sonido conocido como el New York Street y se extendió hasta los escenarios de las conocidas películas “Back to the Future” (Volver al futuro) y ¨King Kong¨, acabando con decenas de miles de videos y rollos de películas de archivo.
El jefe de este parque de atracciones cinematográficas, Ron Meyer, aseguró que ¨no se perdió nada irremplazable¨, debido a que tenían copias de todos esos archivos en otro lugar, sin embargo, ¿no hubiese sido mejor prevenir este incidente? Gracias a Dios no hubo saldos humanos que lamentar, debido a que el hecho ocurrió en horas de la madrugada, pero el resultado pudo haber sido peor.
El corazón de Hollywood se vio envuelto en una oscura nube negra, durante varias horas, mientras que más de 400 bomberos y helicópteros trataban de controlar la inesperada situación. Nueve de estos rescatistas y un ayudante del sheriff sufrieron heridas menores. Al parecer, el incendio fue ocasionado accidentalmente por obreros que utilizaron un ¨soplete¨ en uno de los sets cinematográficos.
Cuando suceden estas tragedias, es importante que las autoridades reflexionen acerca de la importancia de contar con un plan preventivo de seguridad. Algunas recomendaciones que existen para evitar incendios son:
– Proveer a los lugares públicos con detectores de humo y extintores.
– Planificar rutas de salida.
– Disponer de escaleras de emergencia.
– Almacenar los productos inflamables en un lugar adecuado para ello.
– Realizar mantenimiento de las instalaciones.
– Señalizar los recipientes que contengan materiales inflamables.
– Colocar aviso de prohibido fumar.
– Alejar materiales inflamables de fuentes de calor.
– Comprobar que los aparatos eléctricos están apagados al terminar la jornada.
– Realizar un control rutinario de enchufes y aparatos eléctricos para evitar chispas.
– Mantener unas condiciones térmicas adecuadas.
Recuerda, es preferible prevenir que lamentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.