China asegura haber tenido indicios

China asegura que tenía indicios de que se iba cometer un atentado
Pekín.- China afirma que, antes del atentado que hoy costó la vida a 16 personas en el noroeste del país, tenía indicios de las autoridades locales sobre posibles actividades terroristas de los separatistas uigures en la semana previa a la inauguración de los Juegos Olímpicos en Pekín, informa la agencia estatal Xinhua.
Las informaciones apuntaban a un posible ataque por parte del «Movimiento Islámico del Turkestán Oriental (ETIM)», divulgó DPA.
De acuerdo con la agencia estatal, el ataque de hoy tuvo lugar frente al hotel Yijin en Kashgar, situado junto a los cuarteles de la prolicía de frontera. 14 policías murieron en el acto, y otros dos de camino al hospital.
Un empleado del hotel dijo a DPA en Pekín por teléfono: «Mis colegas escucharon fuertes explosiones». Las calles colindantes fueron cerradas al tráfico, según los residentes. Xinhua informa además que fueron hallados cinco artefactos.
Según los expertos, las autoridades chinas emplean la denominación «Movimiento Islámico del Turkestán Oriental (ETIM)» para referirse a todo tipo de grupo independentista uigur que se considera un peligro.
El ETIM es la única agrupación uigur que también está calificada como asociación terrorista en China, aunque expertos en este pueblo túrquico creen que es cuestionable que la formación todavía exista hoy en día y cuán grande llegó a ser. Los expertos apuntan a que la agrupación no actúa desde hace años.
Las autoridades chinas recuerdan que el ETIM también está detrás del atentado contra un avión chino en marzo, como entonces confesaron los tres detenidos.
Sin embargo, los grupos en el exilio uigures declararon que no tienen ningún contacto con lo que China denomina «Movimiento Islámico del Turkestán Oriental». El portavoz del Congreso Mundial de los Uigures con sede en Múnich, Dilxat Raxit, responsabilizó a la política represiva china en Xinjiang de los crecientes conflictos en la región.
«Muchos uigures ya no soportan más la represión de China», afirmó Raxit. «Nos preocupa -añadió- que la política de China conduzca u obligue al camino de la confrontación militar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.