Georgia ofrece cese al fuego

Georgia ofrece cese al fuego a Rusia
Tsjinvali, Georgia.- El gobierno de Georgia ofreció ayer un cese el fuego y negociaciones de paz después de sacar sus tropas de la capital de la región separatista georgiana de Osetia del Sur, pero los combates continuaban y Rusia exigió una retirada incondicional.
Tropas y tanques rusos tomaron el control de Tsjinvali, la devastada capital de la región de Osetia del Sur, luego de una batalla de tres días. Moscú dijo que murieron 2.000 civiles y miles más quedaron sin casas en una «catástrofe humana», explicó Reuters.
El presidente Dmitri Medvedev dijo que Georgia debe retirarse incondicionalmente de Osetia del Sur y comprometerse a no atacar a la región.
El conflicto entre Rusia y su pequeño vecino ex soviético Georgia estalló el jueves, cuando Georgia envió fuerzas a retomar el control de Osetia del Sur, una provincia pro rusa que anunció su independencia de Georgia en la década del 90.
Rusia, que brindó apoyo a los separatistas y actuó como fuerza de paz en la provincia, respondió enviando tropas y tanques cruzando su frontera sur a través de las montañas del Cáucaso a Osetia del Sur, para hacer retroceder a los georgianos.
El conflicto afectó los mercados rusos. Los inversionistas en Rusia vendieron rápidamente acciones y rublos el viernes, preocupados porque las hostilidades aumenten.
Operaciones día y noche
Se registraron bombardeos en Tsjinvali (Osetia del Sur), Gori y Tbilisi (Georgia).
Aviones rusos bombardearon el aeropuerto militar de Tbilisi y una planta cercana. Una bomba explotó cerca de la pista del aeropuerto civil internacional.
Gori estaba siendo atacada «masivamente» hoy por la artillería y la aviación rusas, mientras tropas de tierra se preparaban para un asalto, declaró el portavoz del ministro georgiano de Interior, Shota Utiachvili.
Rusia realizó la mañana del lunes bombardeos aéreos contra un objetivo militar en Tbilisi, la capital georgiana, indicó a la AFP dijo el portavoz, Chota Utiachvili. «Al menos fueron arrojadas dos bombas», dijo. Una base de un batallón de las fuerzas especiales georgianas se encuentra en esa localidad, precisó Utiachvili. La segunda bomba fue arrojada a 5 km del centro de la capital, golpeando un centro de control aéreo.
Acusaciones mediáticas
Georgia y Rusia se han acusado mutuamente de causar muchas víctimas civiles.
El gobierno georgiano dijo ayer que habían muerto 130 civiles y militares georgianos y que 1.165 fueron heridos, muchos debido a los bombardeos rusos en Georgia. Rusia dijo que no ha atacado objetivos civiles.
La televisión rusa mostró lo que dijo que eran tomas de Tsjinvali, de edificios quemados y civiles heridos que recibían atención médica y sollozantes madres quejándose de falta de alimentos y agua. Muchos informan sobre numerosas personas atrapadas en escombros.
«Los tanques georgianos disparaban a todo lo que veían, incluyendo a mujeres y niños», dijo un hombre luego de su evacuación por la frontera a la región rusa de Osetia del Norte. El primer ministro ruso, Vladímir Putin, voló a un hospital de campo en Osetia del Norte, visitando tropas heridas y evacuados. Denunció lo que llamó «crímenes contra su propio pueblo» por parte de Georgia.
Denuncias de agresiones
Georgia criticó lo que denominó «nueva agresión» de Moscú en Abjasia, cosa que los rusos negaron. Rusia afirmó haber hundido un barco de misiles georgiano que supuestamente trataba de atacar a la Armada rusa en el Mar Negro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.